Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
2017-07-31 18:07 El Soplo Por: Carlos Muñiz

Tensión en las relaciones de Neymar con sus compañeros de vestuario

Neymar ha perdido el cariño y el respeto de sus compañeros del Barça por su falta de compromiso con el grupo.



El incidente protagonizado por Neymar con Semedo en uno de los últimos entrenamientos del FC Barcelona en Estados Unidos no fue un hecho aislado. Neymar lleva toda la pretemporada muy nervioso, especialmente irascible y muy sensible ante cualquier comentario que pueda llegar a sus oídos.

Decepcionados por el compromiso de Neymar con el grupo

Anoche, durante el clásico que enfrentó al FC Barcelona con el Real Madrid, también tuvo un serio altercado con Carvajal. Antes lo había pagado con un miembro de la seguridad. Y cuentan quienes han vivido de cerca la concentración del FC Barcelona en Estados Unidos que Neymar ha ido perdiendo poco a poco el apoyo y el respeto de buena parte de sus compañeros, que no entienden su decisión de largarse por las buenas sin dar explicaciones ocho meses de haber renovado por cuatro años con el FC Barcelona en condiciones ventajosas y sin que se haya producido ninguna circunstancia que lo justifique. Esperaban otro tipo de compromiso con el grupo.



Sus compañeros se sienten traicionados

Piqué se lo ha dicho muy claro: "Si quieres títulos, quédate en el Barça. Si lo que te interesa es el dinero, vete al PSG". Y parece que el dinero tiene para Neymar más importancia que su pertenencia a un grupo de elite que ha creído en él y que se siente traicionado por los días de silencio de Neymar que alargan una situación que sólo redunda en perjuiciio del equipo y que olbigará al club a reforzar la plantilla deprisa y corriendo para cubrir su posición de manera inesperada. Desde Messi y Suárez, con los que se ha producido un distanciamiento en los últimos días, hasta los capitanes, Iniesta y Busquets, la plantilla le ha hecho ver a Neymar su decepción por su decisión y en su incidente con Semedo todos se han puesto de lado del portugués, un tipo que ha entrado muy bien en el vestuario por su sencillez, naturalidad y timidez. 

Los jugadores del Barça piensan que Neymar se encaró y llegó a las manos con Semedo por ser el más débil, el recién llegado que no se atreve a plantarle cara porque aún no domina la situación. Esa trifulca con Semedo sirvió para elejar definitivamente a Neymar de este equipo. Y él lo sabe. Ha perdido el cariño y el respeto de los que han sido hasta hoy sus compañeros. Se lo ha ganado a pulso. No dejará el recuerdo que soñó cuando fue presentado por el Barça hace cuatro años. Ese fichaje ha llevado a dos presidentes ante el juez para dar explicaciones. Pero eso a él le da igual. 








Comenta con Facebook


Artículos Relacionados