2017-06-16 12:06 FC Barcelona Por: Fede Peris

La historia de envidias y dinero que se esconde tras el anuncio de CR7

Cristiano Ronaldo presiona a Florentino Pérez con amenazas para que mejore su contrato y lo sitúe al nivel del nuevo acuerdo de Messi con el Barça. No acepta seguir siendo el número dos.



Ahora toca hacerse el ofendido porque él es inocente y se siente perseguido por la Justicia española. Cristiano Ronaldo utiliza a su prensa amiga (más amiga que la prensa del movimiento madridista de la capital de España) para ir lanzando mensajes en clave a Florentino Pérez. Siempre en el mismo medio, A Bola, el diario más afín dispuesto a todo por él. Primero A Bola anuncia que en breve llegarán ofertas estratosféricas al Real Madrid (una profecía más que una noticia) e incluso daba crifras: 180 millones. Y después el terremoto de hoy: Cristiano se quiere ir de España harto del trato que está recibiendo de la Justicia. Todo forma parte de una estrategia perfectamente planificada.

El único problema de Cristiano Ronaldo es que quiere más dinero

Es cierto que Cristiano Ronaldo está harto de que la Justicia le busque las cosquillas. Pero es feliz en España y en el Real Madrid. Al margen de su lío con Hacienda, al que no puso solución pese a que pudo preverlo viendo cómo le iba a Messi, el único problema que tiene Cristiano Ronaldo con el Real Madrid es económico. Ahora ya sí puede decir bien alto que es el mejor jugador del mundo porque ha ayudado a su club y a su selección a ganarlo todo. Y no acepta seguir estando por debajo de Leo Messi en el escalafón de la valoración económica. Se ha envalentonado y pese a haber renovado su contrato con el Real Madrid por cinco años (hasta los 36) hace apenas medio año, quiere más dinero.



15 millones anuales separan a Messi de Cristiano Ronaldo

Quiere más dinero porque se ha enterado de lo que el Barça le va a pagar a Leo Messi, envidia la valoración que el Barça hace de su estrella y está molesto porque el Real Madrid no es capaz de ofrecerle un contrato de número uno de verdad. La diferencia entre lo que cobra Cristiano Ronaldo y lo que cobrará Leo Messi a partir del 1 de julio se acerca a los 15 millones de euros netos y por ahí no pasa el portugués. 

Cristiano Ronaldo quiere seguir en el Real Madrid, pero cobrando lo mismo que Messi y, además, espera del club el detalle, que aún no se ha producido, de que sea el Real Madrid quien se haga cargo de la multa que probablemente deberá pagar por sus irregularidades con Hacienda. No basta con un comunicado oficial de apoyo. La estrella portuguesa quiere que el club se rasque el bolsillo como respuesta a lo mucho que le ha dado en los últimos ocho años.

La envidia hacia Messi, siempre presente

El problema de Cristiano Ronaldo, una vez más, es Messi. Lo suyo es un tema eterno de celos con el argentino. No se resigna a aceptar que, al margen de títulos o goles puntuales, Leo Messi está a otro nivel. Y quiere equipararse a él aprovechando el tirón de la Duodécima y el doblete. Así respira ahora mismo Cristiano Ronaldo, como cuando hace unos años amenazó a Florentino Pérez con su marcha porque estaba triste. En ese momento el presidente blanco le respondió que trajera los mil millones de su cláusula para fichar a Messi y que podía irse cuando quisiera. La escena podría repetirse, aunque por lo que cuentan los medios oficialistas de la capital, parece de Florentino Pérez tampoco parece dispuesto esta vez a ceder ante el chantaje de su vedette. 





Comenta con Facebook


Artículos Relacionados