2017-05-18 07:05 FC Barcelona Por: Administrador

El escándalo Casemiro: 100 partidos sin expulsión



El Real Madrid volvió a tirar de ayuditas arbitrales para sacar la victoria que necesitaba de Balaídos para acariciar LaLiga. El colegiado se lo puso muy fácil al equipo merengue, al expulsar injustamente a Iago Aspas en un clarísimo penalti de Sergio Ramos. Martínez Munuera no sólo no señaló la pena máxima, sino que además dio la segunda amarilla por un piscinazo que sólo él vio al mejor jugador celtiña, que dejó con 10 a su equipo y despejó el camino a los merengues. Quien todavía no ha visto una tarjeta roja pese a merecerla una y otra vez es Casemiro. El brasileño ha demostrado que tiene bula arbitral para pegar cuanto quiera. En Balaídos, el 'stopper' blanco volvió a salir impune tras otra entrada fea que hubiera supuesto su expulsión. Ya con el 1-4 definitivo en el marcador, Casemiro entró de forma desmesurada a Hugo Mallo. Pese a tener amarilla y a ser una clara acción de amonestación, se le perdonó por enésima vez la roja. Una acción que ya se vio en el Clásico y en otros tantos partidos, desde Liga hasta Champions.

Casemiro todavía presume tras su enésimo escándalo

Zidane se aprovechó de ello, y para no tentar a la suerte cambió a Casemiro por Kovacic, y así se aseguró contar con él en el último partido del torneo frente al Málaga. Lo peor del 'caso Casemiro' fue la reacción del mismo jugador al final del partido: "La primera es amarilla, la segunda, no. No voy a cambiar mi forma de juego. En 100 partidos en el Madrid nunca me han expulsado", sacó pecho el jugador, con el que ha quedado constatado que hay bulo arbitral. Casemiro todavía tuvo el valor de felicitar a Martínez Munuera por hacer un "buen trabajo", y para colmo llegó a asegurar que su arbitraje "no ha influido en el resultado". ¿Cuánto más va a durar este escándalo?








Comenta con Facebook


Artículos Relacionados