Domingo, 23 Abril, 2017

Por qué los jugadores del Barça esperan una encerrona en El Clásico
Por qué los jugadores del Barça esperan una encerrona en El Clásico

Por qué los jugadores del Barça esperan una encerrona en El Clásico

El Barcelona sabe que el de este domingo será uno de los Clásicos más decisivo de los últimos años. Más allá de la rivalidad entre unos y otros, el partido del Bernabéu marcará de forma decisiva quién es el máximo aspirante a ganar el título de Liga. Para más inri, el duelo llega tras una semana convulsa para ambos equipos en casos opuestos: el Madrid llega de eliminar al Bayern con ayudas arbitrales mientras que el Barça ha caído ante la Juventus.

El Madrid-Barcelona del domingo (20.45h) será el duelo que marque muchas cosas, incluso más que tres puntos y que un título. Si el Barcelona es capaz de vencer al Madrid, demostrará que sigue siendo el más grande del continente a pesar de la catastrófica primera mitad en Turín que le ha condenado en Europa. Donde muchos quieren ver un fin de ciclo, el barcelonismo espera que sea una reivindicación. Incluso, más allá de que finalmente gane la Liga o no.

El árbitro del Clásico promete robo al Barcelona

Es por todo ello que en el club azulgrana temen que el partido sea algo más parecido a una encerrona que a un partido normal. La designación del colegiado Hernández Hernández, colegiado internacional desde 2014, ha levantado la liebre en el Camp Nou y no se fían ni un pelo. De hecho, saben que tendrán que luchar contra alguna decisión en contra por parte del colegiado. Las actuaciones de este árbitro contra el Barcelona han sido escandalosas en los últimos tiempos. Sin ir más lejos, el gol más legal de la historia en campo del Betis que decidió no dar por válido.

Hernández Hernández, tras entrar el balón medio metro, no concedió un gol claro a Jordi Alba en el minuto 76 de partido, que hubiera acabado suponiendo el triunfo del equipo azulgrana en el Benito Villamarín ante el Betis y que acabó con 1-1. Dos puntos clave para los catalanes en un final de curso tan apretado.

Pero el tema no acaba ahí, sino que este colegiado ya ha intentado robar al Barcelona en un Clásico. Fue en la temporada pasada cuando Sergio Ramos se salió de rositas tras haber tenido que ser expulsado en diversas ocasiones. El colegiado canario expulsó a Sergio Ramos en el minuto 83 por doble amarilla, pero le regaló 60 minutos, ya que hizo méritos para ver otra amarilla mucho antes. Le perdonó una en el minuto 23 por falta clara sobre Messi al borde del área; en el 46’ volvió a perdonársela por una entrada por detrás a Suárez y en el 50 por un codazo a Alves en la boca.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts