2017-04-20 14:04 Real Madrid Por: Administrador

Robert Fernández llora porque no hubo "regalito" ante la Juve



Carlos Muñiz

Robert Fernández, director deportivo del FC Barcelona, se ha delatado a sí mismo con unas desafortunadas declaraciones en las que echa en cara a Bjorn Kuipers, el árbitro del Barça-Juventus, que no favoreciera al Barça. El equipo culé ha disfrutado de tantos obsequios de la clase arbitral que cuando no llegan los echan en falta. Y ayer no llegó, seguramente porque el Barça jugó tan mal que, sin llegar a pisar el área, es difícil que se piten los penaltis tan necesarios en otras ocasiones.



"El árbitro no nos dio nada"

El responsable de la parcela deportiva del Barça ha puesto de manifiesto su concepto sobre los pretendidos valores del club culé afirmando que "el árbitro no nos dio nada en el partido". Y lo dice a modo de queja sangrante. ¿Y qué es lo que pretenderá Robert Fernández que le diera el árbitro al Barça? A Robert se le entendió todo. A diferencia de otras ocasiones, el árbitro no dio esta vez el pase de gol para que fuera rematado por los delanteros culés. Y eso, al parecer, no estaba previsto en el guión, de ahí el cortocircuito generalizado que atenazó a todos los jugadores del Barça ante la Juventus.

Los jugadores intentaron intimidar al árbitro comportándose de manera zafia protestándoselo todo y desafiándole para que les enseñara tarjeta conscientes de que el Camp Nou se vendría abajo. Pero el señor Kuipers no se mostró tan colaboracionista como otros. La frase de Robert Fernández, de cualquier forma, queda para los anales de la historia: "el árbitro no nos dio nada en el partido"... Se entiende que estén indignados en el Barça. Si los árbitros no dan nada, es mucho más difícil y luego pasa lo que pasa.  Ante eso, siempre le quedará al Barça la opción de pedir: "dame algo".





Comenta con Facebook


Artículos Relacionados