Domingo, 30 Abril, 2017

Para los árbitros Messi es un jugador “peligroso”
Para los árbitros Messi es un jugador “peligroso”

Para los árbitros Messi es un jugador “peligroso”

Fede Peris

Leo Messi forzó en el minuto 86 la tarjeta amarilla ante el Valencia cuando el partido ya estaba resuelto a favor de su equipo. Y se la ganó a su manera, con limpieza, sin necesidad de patadas. Impidió a Diego Alves sacar de portería y Hernández Hernández, siempre al quite, le amonestó. Messi no jugará el próximo partido en Granada y quedará limpio de tarjetas para enfrentarse al Sevilla y el tramo final de LaLiga.

La estrella del Barcelona, que jamás ha sido expulsado a lo largo de toda su trayectoria, ni siquiera por doble amonestación,  y que muestra partido a partido su deportividad mientras los árbitros permiten las brusquedades contra él, ha acumulado cinco tarjetas amarillas en 28 jornadas. Mientras Enzo Pérez quedó impune por  apartar a Iniesta dos meses de los terrenos de juego sin que el árbitro pitara falta en su entrada, mientras Escalante quedó impune por apartar a Busquets de los terrenos de juego otros dos meses sin que el árbitro ni siquiera pitara falta en su entrada, mientras Theo Hernández quedó impune por apartar cinco meses a Aleix Vidal de los terrenos de juego sin que el árbitro ni siquiera pitara falta en su entrada, ahora resulta que el peligroso es Leo Messi.

Es absurdo que Leo Messi tenga acumuladas cinco tarjetas, siempre por hacer observaciones a los colegiados, mientras que los verdugos de tres jugadores del Barca que salieron en camilla han quedado impunes. Pero los árbitros son así. Y ahora, para acabarlo de arreglar el Comité de Competición podría cebarse con Messi castigándole por forzar la tarjeta. El Código Disciplinario dice: “El futbolista que en el transcurso del partido provoque la quinta amonestación a que hace méritos el presente artículo, podrá ser sancionado, además de con la sanción prevista en el párrafo primero de este artículo, con un partido adicional de suspensión y multa accesoria en cuantía de 600 €”. Es la segunda vez que Messi se pierde un partido por sanción. La anterior fue en la temporada  2011 / 2012. Entonces se perdió el partido FC Barcelona – Sporting de Gijón (3-1) el 3 de marzo de 2012.

Piqué no forzó

Gerard Piqué también estaba amenazado (si ve tarjeta en Granada no jugará ante el Sevilla), pero no forzó la situación. Parecía evidente que tanto Messi como Piqué iban a forzar ante el Valencia la tarjeta amarilla, pero Piqué, que ya lo ha hecho en otras ocasiones, jugará en Granada con la amenaza del partido de suspensión.

 

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts