2017-02-16 20:02 Real Madrid Por: Administrador

Una buena y una mala noticia ante el Espanyol



Carlos Muñiz El partido Real Madrid-Nápoles deja una secuela importante en el equipo blanco, dado que Sergio Ramos tuvo que retirarse lesionado y es seria duda para enfrentarse al Espanyol este sábado en LaLiga. La noticia positiva es que Gareth Bale jugará ante el equipo periquitosus primeros minutos después de su lesión de cara a figurar en el once titular en el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League frente al Nápoles en el estadio San Paolo.

Sergio Ramos y Gareth Bale, cara y cruz

Ramos ha sido sometido esta mañana a una serie de pruebas en al Clínica Sanitas-La Moraleja después del golpe que le propinó su ex compañero Jose Callejón: "Sufrí un golpe y me hice daño en la cadera y el aductor. Aguanté como pude hasta que creí que el resultado era bueno. Si no hubiera sido Champions, habría pedido el cambio antes...", ha dicho el capitán madridista. Aunque el Real Madrid no ha facilitado un parte médico, Ramos sufre una contusión en la cadera derecha y todo hace indicar que, aprovechando el regreso de Pepe, Zidane le dará descanso el sábado fiel a su norma de no arriesgar con los jugadores que están tocados. Lo más probable es que Sergio Ramos reaparezca en Mestalla en el partido que el Real Madrid disputará ante el Valencia u que fue aplazado en diciembre por la disputa del Mundial de clubs. Gareth Bale, por su parte, cuenta con el alta médica, entrena con el grupo al mismo ritmo que los demás y está listo para volver a las alineaciones de Zidane. El técnico estuvo valorando la posibilidad de convocarle para el partido de ayer ante el Nápoles, pero optó por la prudencia. Lo más probable es que Bale salga mediada la segunda parte ante el Espanyol para probarse de cara a los próximos compromisos.





Comenta con Facebook


Artículos Relacionados