2017-02-09 21:02 Opinión Por: Administrador

VÍDEO. Florentino pierde los nervios y la educación ante TV3



Pedro Riaño

Lamentable espectáculo de Florentino Pérez ante la cámara de TV3, que le ha dejado retratado. A él y a los palmeros de la prensa forofa madridista que le rodean como auténticos moscones siempre dispuestos a reirle las gracias en busca de alguna prebenda. El presidente del Real Madrid no se relaciona con los que no babean en su presencia de forma incondicional, por eso cuando el periodista de TV3 Sebas Guim, realizando su trabajo (informar), le ha preguntado esta mañana si esta vez estaba dispuesto a ceder el estadio Bernabéu para la disputa de la final de la Copa del Rey, ha respondido con una preocupante falta de señorío: "Habla con estos, que ya he hablado yo con ellos". "Éstos" naturalmente, son los suyos, los que informan sobre lo que él quiere que se informe: La Sexta, El Chiringuito y demás.



La genuflexión de los holigans de la prensa madridista

Y ahí estaba el enviado especial de El Chiringuito, un tal Nacho Peña, riéndole la gracia a su amado "ser superior", el mismo que ha demostrado sobradamente que carece de sentido del humor cuando TV3 informa de algo que a él no le gusta. El citado informador estaba en éxtasis. No cayó en la cuenta de que para Florentino Pérez él es "estos". Simplemente "estos". No son más que "estos", los que tiene bajo control y ante los que nada hay que temer porque ya le comen en la mano.

Mención especial merece el "informador" de Pedrerol dirigiéndose al presidente del Real Madrid: "Dicen los cachondos del Barça que la final de Copa la quieren en el Bernabéu". Los "cachondos del Barça". Lo que tienen que hacer en Madrid para arrancarle una sonrisa a su amo y señor. Periodismo de luxe, como dirían en Crackòvia, en donde cada vez lo tienen más complicado para superar la realidad con la ficción cuando se trata de parodiar a la Central Lechera. Pero ya se sabe de qué palo van "estos". Lo sorprendente es que Florentino Pérez, el del señorío, se ponga a su nivel, pise los charcos y se enfangue con ellos. "No se la damos la satisfacción, ¿no?", añade el informador, casi pidiéndole de rodillas que le dé la respuesta que espera la forofada, de la que él no parece ajeno. Lo único sorprendente es que el "afortunado" informador no se dirigiera al presidente postrado y como "Tito Floren"

El informador que da consejos

"No, si es que vamos a empezar ya las obras del campo", responde el "ser superior". Y el informador, haciendo méritos, se permite ejercer de consejero ofreciendo nuevos datos: "Además, la final, la tienen que solicitar. Si no, no hay posibilidad alguna". La tienen, "ellos", que solicitar a nosotros. No se recuerda en Barcelona una relación periodista-presidente del Barça alcanzando niveles de peloteo tan humillante.

Todo eso se intuye sufriendo los guiones de los programas de Josep Pedrerol, pero aún así hace daño a la vista confirmar el grado de genuflexión que existe en la prensa de Madrid hacia su presidente amado. "Estos" son así. Muy majos, sí. "Me lo ríen todo", debe pensar "Su Florentineza".  El problema es que esto no es Crackòvia. Esto es Madrid, su prensa y el Real Madrid, "Cachondos", sí. Mucho. Pintamonas son los otros.





Comenta con Facebook


Artículos Relacionados