2017-01-23 22:01 Opinión Por: Administrador

El entorno del Real Madrid opta por recurrir a su mundo virtual de fantasía



Pedro Riaño Algo había que hacer. No se puede ir cantando lo de Felizidane en los platos de los programas madridistas mientras el Real Madrid cae en picado, su fútbol da pena y las derrotas se acumulan. Los encargados de la propaganda de Florentino Pérez se han puesto a discurrir para seguir hinchando el globo Zidane en plena caída del imperio merengue. Y la solución, como siempre, ha sido recurrir a la ilusión y la fantasía de un mundo ideal, figurado y virtual en el que las cosas son como a ellos (La Caverna y sus directrices) les gustaría que fueran y no como son en realidad. Y en eso está la Caverna: anestesiando al personal con la venta de humo. Siempre ha colado.

¿Por qué ahora no? Incluso en los tiempos del glorioso Barça de Guardiola, supieron vender el humo suficiente, y de excelente calidad, como para que la gente, perdida en la nebulosa, se lo comprara. Ahí nació lo del villarato, urdido para ensuciar los éxitos del Barça a costa de un Real Madrid perdedor.



Zidane ya ha ganado la Liga... por si acaso

Y cuando la Felizidane se acaba y el Sevilla y el Barça están ahí, soplándole el aliento en el cogote al Real Madrid en LaLiga y vivos coleando en la Copa y la Champions, a los cerebros pensantes del régimen de Florentino Pérez, los mismos que en un año cambian el miserable Chupito del Mundialito por el prestigioso Mundial de clubes, se les ha ocurrido celebrar el título de Liga de Zidane antes de tiempo... por si las moscas.

Queda claro que la Liga no está hecha para el Real Madrid -una en los últimos ochos años- y antes de que se produzca una nueva desilusión, la caverna palmera y genuflexa se ha inventado un título ficticio para Zidane que nadie le podrá quitar: La Liga virtual. As, Marca, La Razón, Pedrerol, Roncero... Todos están ahora con lo mismo. ¡No se van a poner a debatir sobre  los árbitros! Algunos incluso hablan de humillación de Zidane al Barça en la Liga.

Curioso porque el Barça es el vigente campeón y, si el Madrid vuelve a tropezar, volverá a depender de sí mismo para revalidar el título por tercer año consecutivo (seis en los últimos ocho años años).  Y en los madriles están de celebración porque Zidane (ojo, no confundir con el Real Madrid) es el campeón virtual de una Liga que se han inventado en el lugar en donde la imaginación sobra. Zidane ha disputado 38 partidos de Liga (entre la temporada pasada y la actual)  y el Madrid ha acumulado 96 puntos: 9 más que el Barcelona, 17 ,ás que el Atlético y 31 más que el Sevilla. Palizón, por tanto, de Zidane a todos. Títulos a día de hoy, cero.

No se ha visto a nadie celebrando el título de Zidane en Cibeles

La pena es que todo esto no le sirva a Zidane para ganar la Liga. Ni siquiera es suficiente para mejorar los números del proscrito Pellegrini, a quien se recuerda en los libros de historia, o histeria,  del Real Madrid como personaje funesto y a olvidar en el mismo capítulo en el que aparece Rafa Benítez, la mismísima reencarnación del diablo.  Y con esto tienen al personal contento y distraído. Y cuando se acabe este argumento descubriremos que el Real Madrid es el equipo que más goles marca en Europa en el minuto 27 de la segunda parte. Lamentablemente, el personal no acudirá a Cibeles a celebrarlo, de la misma manera que no se ha visto a nadie por los alrededores de la estatura para festejar la épica humillación de Zidane (que no del Real Madrid) a los demás. ¿Para qué esperar a que termine la temporada si nos podemos inventar un final feliz de acuerdo con nuestros gustos? Felicidades al Real Madrid y a su entorno de pelotas del periodismo por este título virtual que, como mínimo, suaviza el cabreo que lleva el madridismo con su equipo y con su entrenador chupiguay.    

 





Comenta con Facebook


Artículos Relacionados