Jueves, 8 diciembre, 2016

¡Mourinho, ya tienes lo que querías!
¡Mourinho, ya tienes lo que querías!

¡Mourinho, ya tienes lo que querías!

Jose Mourinho ya tiene, una vez más, lo que deseaba. El entrenador del Real Madrid denunció el domingo que a Leo Messi le daban menos patadas que a Cristiano Ronaldo, invitando a los rivales del crack blaugrana a mostrarse más contundentes con él. Portugal, la primera en medirse al delantero del Barça, siguió a rajatabla las consignas de su compatriota.

Los defensas lusos, con el inestimable refuerzo de Meireles, precisamente uno de los más duros del partido, atizaron a Leo Messi tanto como pudieron a lo largo del partido. Total, que el argentino se llevó el doble de patadas que Cristiano Ronaldo.

El portugués recibió en los primeros minutos dos faltas de Banega y Mascherano y ahí se acabó el castigo para el madridista. Leo, por lo contrario, se llevó cinco faltas (al menos son las que se señalaron), una de ellas cometida por el propio CR7 antes de que el azulgrana fuese rematado, cómo no, por Meireles. En apenas doce minutos, los últimos del primer período, recibió cuatro entradas muy duras. Empezó Meireles, le siguieron Rolando y Martins y concluyó Bruno Alves con una plancha a la altura de la rodilla, una entrada que provocó que el blaugrana se revolviera y se encarara con el portugués. La intervención de jugadores de uno y otro equipo evitó que el amago de tangana llegara a mayores.

La dureza lusa contra Messi no evitó que el blaugrana volviera a imponerse en sus duelos particulares con Cristiano Ronaldo. El azulgrana no sólo transformó el penalti decisivo, sino que se erigió en líder de su equipo con una actuación completísima: gol, asistencia de gol y mucha incidencia en el juego de la albiceleste.

Messi remató una vez de cabeza y disparó dos veces a puerta. Hizo veintidós regates y tocó setenta balones, con cincuenta y cuatro pases bien hechos. Ronaldo, por ejemplo, sólo tocó quince balones y marcó, pero en fuera de juego.

El madridista jugó cincuenta y nueve minutos -otra imposición de Mourinho-, mientras que el azulgrana disputó los noventa, porque no le gusta parar de jugar nunca.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts