Sábado, 10 diciembre, 2016

Como Messi no hay ninguno
Como Messi no hay ninguno

Como Messi no hay ninguno

Siro, te veo hoy muy nostálgico. Lo entiendo. Como no existen argumentos para contrarrestar el incontestable liderazgo de Leo Messi en el fútbol mundial, te agarras a la historia, a algo intangible que no permite una comparación objetiva. Porque de eso vivís en Madrid últimamente, de subjetividades, de negar una evidencia que no admite peros en todo el planeta. Sólo un puntito en el centro de la península ibérica está en contra de lo que ha sido ya bendecido en los cinco continentes: como Messi no hay ninguno.

La comparación con Di Stéfano no ha salido del barcelonismo, porque aquí existen otros referentes para encasillar al chaval. Kubala, por ejemplo, como muy bien dices. Si a Quique Flores -un ex madridista- le dio por compararlo con Di Stéfano es porque Messi, además de marcar más goles que nadie, da más asistencias que nadie a sus compañeros y colabora como el que más en tareas defensivas para que su equipo gane. Yo no vi jugar a Di Stéfano, pero cuentan de él que fue un jugador completo atacando y defendiendo. Entiendo que Quique se acordara del gran Alfredo viendo a Messi recuperar balones ante el Atlético. Algo tan sencillo como eso, lo de sacrificarse para el equipo, no lo habéis visto en el Bernabéu en los cracks desde los tiempos de Di Stéfano.

Y la prueba la tienes en que vuestro adorado Cristiano Ronaldo chuta, chuta y chuta y no para hasta que consigue ese gol que le permite mantenerse en la lucha por el pichichi con Messi. Él juega su partido, el de marcar goles para dar lustre a su nombre, mientras su equipo juega otra cosa. Por eso, entre otras cosas, el Barça está arriba y el Madrid abajo. Uno tiene un líder al que no hay que explicar que debe poner su juego al servicio del equipo. El otro tiene a un gran futbolista que juega para él. Messi golea más sin necesidad de disparar a puerta cualquier balón que llega hasta él. Messi es capaz de ver a un compañero mejor situado. CR7 no ve más allá de su propio egoismo.

Yo no sé si es pronto para comparar a Messi con Di Stéfano. Sí sé que el gran Alfredo llegó al Madrid con 27 años y se fue con 5 copas de Europa y 8 ligas. Messi sólo tiene 23 y ya ha ganado 2 copas de Europa, 4 ligas, 1 copa, 3 supercopas de España, 1 supercopa de Europa, 1 mundialito de clubs, un mundial Sub-20 y una medalla de oro olímpica. Teniendo en cuenta que tiene diez o doce años por delante para acumular más gloria, te emplazo, Siro, a 2023 para que pidas perdón por tu irreverencia, por haber dudado del futbolista más grande de la historia del fútbol.

Y no te preocupes tanto por el papel de Messi con Argentina. Tiene tres mundiales por delante para dejarte con el culo al aire. Pero me gusta que el madridismo que tú representas encuentre en Messi un sólo defecto, que no ha ganado el Mundial con Argentina. Bueno para el Barça. Por cierto, ¿sabes Siro que el gran Alfredo no ganó nunca un Mundial ni con Argentina ni con España? ¿Los mejores no debían ser los mejores siempre? ¿Lo fue tu admirado Di Stéfano con sus selecciones? ¿En qué quedamos, Siro? ¿Habrá que dudar de Di Stéfano porque no hizo nada ni con Argentina ni con España? ¿Y de Cristiano Ronaldo, por no haber ganado nada con su selección? ¿No era esa la tara de Messi? Pues eso.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts