Martes, 6 diciembre, 2016

La historia siempre se repite
La historia siempre se repite

La historia siempre se repite

Todo empezó por increíble que parezca por David Beckham. Joan Laporta llegaba a la presidencia del FC Barcelona con la promesa electoral del fichaje del inglés, pero al bueno de Jan le salió el tiro por la culata ya que Beckham prefirió fichar por el Real Madrid.  Después de quedarse sin su fichaje galáctico, el Barça apostó por el segundo plato, Ronaldinho, y el plan B salió tan bien que el brasileño se convirtió en uno de los mejores jugadores del momento. Poco después llegaron Deco,Eto’o, Márquez y compañía, y de la mano de Frank Rijkaard el Barça consiguió conquistar dos ligas de forma consecutiva y una Champions League. Fue en ese momento en el que el Barça se pensaron los mejores del mundo, con el mejoro fútbol, los mejores jugadores, los creadores del fútbol moderno y todo se quedó en agua de borrajas.

La siguiente temporada el equipo se deshizo, el Real Madrid consiguió remontar una gran diferencia de puntos para conseguir la Liga y la crisis se instaló en la Ciudad Condal. Ronaldinho, ese jugador al que muchos pitonisos predijeron que marcaría una época en el Barça y en la historia del fútbol, salió del Camp Nou por la puerta de atrás más recordado por sus fiestas nocturnas y sus innumerables días de entrenamiento en el gimnasio que por su juego.

Nuevamente, el Barça se vio obligado a iniciar un nuevo proyecto deportivo, y nuevamente, se tuvo que acudir al plan B. Ante la imposibilidad de poder fichar a un entrenador de talla internacional,  Josep Guardiola fue el elegido. Curiosamente, la mayoría de los que ahora le bailan el agua – o mejor dicho la colonia-  a Pep en su día le criticaron a la saciedad. El Barça, nuevamente con la suerte del plan B, empezó otra época de triunfos que todavía dura. Nuevamente, el Barça parece que sea el inventor del fútbol. Da igual que antes existiera el Madrid e las 5 Copas de Europa, la Brasil pentacampeona, la naranja mecánica o el Milan de Sacchi. Tal y como los azulgranas deberíais recordar, todo lo que sube, baja.  Sois primeros en Liga y ganasteis al Madrid en el Camp Nou, pero en el fútbol no vales más que tu último resultado.  Los triunfos siempre han ido por ciclos y el del Barça está muy cerca de acabar el suyo, sino tiempo al tiempo. Cuanto más buenos e invencibles os creáis, más dura será la caída.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts