Viernes, 9 diciembre, 2016

El villarato ya no cuela
El villarato ya no cuela

El villarato ya no cuela

En primer lugar, porque no es verdad. No existe tal trato de favor arbitral al Barcelona; al menos, no en mayor medida que el que recibe el Madrid. Y segundo, porque seguir aferrándose a semejante mentira sólo conducirá al Madrid a agravar su actual situación de segundón. Miren, sólo los segundones se quejan sin razón. Sólo los perdedores buscan la justificación a su impotencia en el victimismo sin darse cuenta de que en las propias excusas que ni ellos mismos se creen está la causa que les impide crecer.
El villarato nace de la impotencia del Madrid por acercarse al mejor Barça de todos los tiempos. Lo ha intentando quemando entrenadores y más entrenadores y gastando una barbaridad en fichajes y más fichajes que no han conseguido el objetivo. El Barça es mejor, infinitamente mejor. Sigue humillando al Madrid (2-6, 5-0, Ligas, Champions, Copa, Supercopas, Mundial de clubs, Balones de Oro, de Plata, de Bronce, ocho campeones del mundo…)
Y en esta desesperada lucha contra la realidad, el Madrid también está perdiendo la imagen y el señorío que un día tuvo. Aquel madridismo que históricamente se respiraba en la inmensa mayoría de campos españoles se ha tornado en pitos, crispación y hostilidad. Hay muy pocos campos en los que hoy el Madrid es bien recibido. El carácter y las actitudes públicas de sus hombres más mediáticos, Mourinho y Cristiano Ronaldo, han echado por la borda décadas y décadas de trabajo bien hecho. Pero no sólo eso, el villarato también ha hecho trizas su imagen. ¿Cómo se puede tomar la afición del Sevilla que un día Mourinho les saque un papel con una lista de supuestos errores arbitrales y al día siguiente prácticamente les echen de la Copa con un arbitraje nefasto (y no sólo por el gol fantasma). ¿Cómo pueden entender los aficionados que no son del Madrid tanto lloriqueo y lamento hipócrita después de lo de la Copa? No, el villarato ya no cuela. Y cuanto más insistan en esta teoría tan interesada como anticuada, peor para ellos. Más enemigos ajenos y mayor ansiedad para sus futbolistas.
 No, el villarato ya no cuela. ¿O acaso que Mourinho y Valdano no se hablen también es culpa del villarato? ¿O de que Benzema y Kaká no funcionen? ¿O de que sólo crean en la cantera de boquilla? ¿O de que Osasuna les baje de la Luna con una derrota injustificable?
No, el villarato ya no cuela.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts