Sábado, 3 diciembre, 2016

Triunfo agónico del Barça en Liubliana
Triunfo agónico del Barça en Liubliana

Triunfo agónico del Barça en Liubliana

Los azulgrana han derrotado a un equipo que, en su cancha, lo había ganado todo y lo hizo con mucho sufrimiento, porque la estrella local Kenny Gregory falló el lanzamiento que le podría haber dado la victoria a su equipo.

Los catalanes dominaron el partido durante el primer periodo, pero se complicaron la vida en el tercer cuarto, cuando encajaron 28 puntos y dieron vida a un cualificado rival. Una magnífica defensa sobre los jugadores clave, un buen juego en la pintura y nuevamente Navarro como estilete.

Con eso le bastó al Regal Barça para escaparse cómodamente en el marcador de salida. Un parcial 4-17 en los primeros siete minutos reflejaba la diferencias entre unos y otros. Los eslovenos no encontraban el antídoto para frenar al Barça y sus anotaciones prácticamente llegaban desde el tiro libre.

Navarro, con nueve puntos en los primeros diez minutos, volvió a marcar las diferencias y el juego interior del Barça era insuperable para los eslovenos. Jure Zdovc, técnico del Olimpia, revolvió su banquillo y encontró soluciones con la entrada de Shermadini, ante la ausencia en la anotación de su estrella Gregory. En cuanto bajo la intensidad del Barcelona, creció el nivel ambiental en el Stozice Arena y el Olimpia se empezó a animar. Al término del primer cuarto, un parcial 7-2 dejó la ventaja azulgrana en 11-19.

Y en cuanto los eslovenos empezaron a anotar desde el perímetro, los de Xavi Pascual se sintieron en peligro. Se acercó el Olimpia hasta el 18-21, con un triple de Jagodnik, pero nuevamente la muñeca de Navarro volvió a darle tranquilidad a su equipo. El escolta anotó dos triples consecutivos (18-27) y volvió a abrir hueco. Una mejora defensiva, un control absoluto del rebote le bastaron a los azulgrana para conseguir un buen margen de seguridad.

Recuperó la máxima diferencia el Barça a 3:14 para el descanso (21-34) y al descanso la ventaja se redujo hasta los diez puntos (26-36), con un estelar Navarro (17 puntos). Incrementó la presión defensiva el equipo de Xavi Pascual y su apuesta por el juego interior le volvió a dar réditos. Entre el dominio en la pintura y la rapidez en las transiciones, el Barça alcanzó una máxima diferencia de 14 puntos (31-45), pero entonces, sin explicación, se le fundieron los plomos a los campeones de Europa.

Empezó a funcionar Kenny Gregory, la estrella de los locales, y el Olimpia dejó secó al Barcelona durante 3:30 minutos. Un parcial 12-0 equilibró el marcador (43-45) y un triple de Jagodnik puso por delante a los eslovenos después de mucho tiempo a remolque (50-49). A la conclusión del tercer cuarto, los de Zdovc le habían dado la vuelta a la situación (54-52). En diez minutos, el Olimpia anotó 28 puntos, dos más que en los dos primeros cuartos y el Barça necesitaba soluciones, especialmente en defensa. Los interiores de los azulgrana no sabían defender a Damir Markota y el ex jugador del Bilbao Basket fue la piedra fundamental en la que se cimentó durante el inicio del cuarto final el ataque esloveno. Sus aciertos llevaron al Olimpia hasta el 59-55.

Y desde entonces hasta el final, el partido fue un cara o cruz. El Barça recuperó la iniciativa en el marcador, gracias a dos buenas acciones defensivas (61-66) y el trabajo en ataque de Grimau, pero el Olimpia dio respuesta y se adelantó (67-66) a 1:45 para el final, después de un parcial 6-0. Navarro anotó dos tiros libres a 1:34 (67-68) y ya el marcador no registró más variación. Falló Lorbek, también Grimau, a 27 segundos para el final, y en el último ataque del partido, Gregory tuvo la victoria en sus manos, aunque, bien defendido por Anderson, erró el lanzamiento. Con esta victoria, el Barça queda al frente del grupo con dos victorias en dos partidos.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts