Jueves, 8 diciembre, 2016

¿Desde cuándo se ganan las Ligas en enero?
¿Desde cuándo se ganan las Ligas en enero?

¿Desde cuándo se ganan las Ligas en enero?

¡Y yo que pensaba que era el Madrid el que se paseaba por los diferentes estadios de fútbol españoles haciendo gala de prepotencia y soberbia! Tras el pinchazo de los de Mourinho en Almería, sólo faltó que Canaletas se vistiera con sus mejores galas como si los culés hubieran ganado su cuarta Copa de Europa. ¿Pero es que nos hemos vuelto locos o qué? Bien es cierto que, debido al pésimo nivel mostrado por la Liga Española en los últimos tiempos, se puede pensar que la actual diferencia de cuatro puntos que hay entre los dos grandes de nuestro fútbol puede resultar definitiva de aquí a lo que resta de campeonato. Sólo los más ilusos pueden pensar esto, ya que si hacemos una retrospectiva de las últimas tres temporadas, se ve que esto no es así.

 El primer ejemplo lo tenemos el año pasado. Al finalizar la primera vuelta la diferencia entre Barcelona y Real Madrid era de cinco puntos. En la Ciudad Condal se vivía por aquél entonces un ambiente de entusiasmo similar al que se vive ahora. Pero resultó entonces que los de Pellegrini consiguieron encadenar 12 victorias consecutivas, y si a eso le unimos sendos pinchazos del Barcelona ante el Atlético de Madrid y el Almería tenemos como resultado que al ‘Clásico’ del Bernabéu llegaron los dos equipos empatados a puntos. ¿Acaso esto no puede volver a repetirse? ¿Se puede ser tan bobo como para hacer creer al mundo entero que esta Liga está sentenciada?

 Porque para ganar una Liga se requiere una trayectoria regular durante 38 jornadas, no 19, que son las que se llevan ahora. Y como la cosa va de ejemplos, ahí voy con otros dos. En la temporada del sextete blaugrana, el Barça llegó a aventajar al Madrid en 12 puntos al finalizar la primera vuelta, peroles blancos, haciendo alarde del orgullo que siempre ha caracterizado a ese club, consiguieron reducir esa ventaja hasta los cuatro, aunque finalmente el 2-6 del Bernabéu fue el fiel reflejo de la distancia sideral que había entre esas dos plantillas. Y el año anterior, en la que los blancos ganaron la Liga con una ventaja de 18 puntos sobre los Messi, Xavi, Iniesta y compañía, el Barça llegó a estar a tan solo dos puntos del primer clasificado cuando restaban diez jornadas del campeonato. Fue decir Laporta su lapidaria frase de “al loro, que no estamos tan mal” y hundirse irremediablemente la fragata culé.

 No se puede discutir que el Barcelona ha sido el mejor equipo de esta primera vuelta del campeonato. Sólo con el 5-0 del Camp Nou y el bochornoso partido del Madrid en Almería es totalmente merecida la ventaja de cuatro puntos que tienen Guardiola y los suyos sobre lo de Mourinho. Pero amigo, lo dramático para los blaugrana es que aún quedan otros 57 puntos por disputarse, y habrá que ver cómo llegan las dos plantillas al momento caliente de la temporada, que no es otro que las diez últimas jornadas de Liga.

 Asegurar que los Mourinho, Cristiano Ronaldo, Casillas, Pepe, Xabi Alonso u Özil no tienen potencial suficiente para remontar esa distancia con el Barcelona es una más que evidente falta de respeto a un club que a lo largo de su historia ha demostrado sobradamente saber superar adversidades mucho mayores que las que ahora tiene en la Liga. Al Madrid nunca hay que enterrarle, y los culés, con su dilatada experiencia como segundos clasificados de la Liga Española, deberían saberlo mejor que nadie.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts