Miércoles, 7 diciembre, 2016

Guardiola se carga otro proyecto blanco
Guardiola se carga otro proyecto blanco

Guardiola se carga otro proyecto blanco

El primero fue Bernd Schuster. El segundo Juande Ramos. El tercero Pellegrini. Y el cuarto, según las últimas evidencias, Mourinho. Nadie puede con Pep Guardiola. Los quema a todos. Ya hay quien sostiene que el pulso que mantiene Mourinho con Valdano y con Florentino no es más que la excusa para evadirse de un compromiso que no se ve capaz de cumplir: acabar con la hegemonía del FC Barcelona. El 5-0 hizo mucho daño y Mourinho todavía no se ha recuperado.

El técnico portugués está acostumbrado a mandar. A mandar de verdad, y en el Madrid Florentino Pérez parece dispuesto a concederle autonomía, pero hasta cierto punto. Mou cree imprescindible fichar a un “9” para poder rivalizar de tú a tú con el Barça. Y tanto Florentino como Valdano sostienen que si quiere a un “9”, tiene en su plantilla a uno de los mejores del mundo, Benzemá. Pero Benzemá no le gusta a Mourinho porque no lo trajo él. Y exige a uno suyo. Y mientras tanto, se van lanzando puyas los unos a los otros.

La marcha de Mourinho significaría tener que asumir que el tercer proyecto de la segunda época de Florentino ha fracasado. En sus tres años al frente del club, cada temporada se ha iniciado con la ilusión de instaurar un proyecto de futuro que siente las bases de un Madrid grande en los años venideros. Pero cada año se acaba el proyecto y hay que empezar uno nuevo, con más fichajes y nuevas inversiones. La huida de Mourinho significaría la pérdida de otro año en el Real Madrid, que sigue sin saber a qué quiere jugar, mientras que el proyecto barcelonista, que viene de lejos, continúa afianzándose un año más.

En el fondo, las disputas entre Mourinho y Valdano no son más que el reflejo de la impotencia ante un Barça al que ven superior y al que no encuentran la manera de hincarle el diente.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts