Miércoles, 7 diciembre, 2016

El mal feeling de Messi
El mal feeling de Messi

El mal feeling de Messi

El fútbol de Mourinho puede gustar más o menos. Lo que no se puede poner en tela de juicio es que en el Real Madrid manda el señor que sabe de fútbol. Y esa figura ahora le corresponde al portugués. Antes se decía que Florentino le permitía a los jugadores rodar anuncios cuando les venía en gana, salir fuera de España a actos publicitarios con el único consentimiento del presidente y, ahora, que es Mourinho el que pone los límites, que para eso es el que manda en el vestuario, algunos atacan al luso simplemente porque les cae mal. A Mourinho le paga el Madrid. Y Mourinho defiende al Madrid. En su forma y en su estilo. Atrás quedaron los tiempos en los que en el banquillo blanco había un señor con corbata que pintaba menos que un bañador en una estación de esquí. 

Igual el centrar los ataques en la diana de Mourinho sirve para desviar la atención de la poca consideración que tuvo Messi hacia Xavi e Iniesta en esa ceremonia patética del Balón de Oro. El argentino, que como todo el mundo sabe, se salió en Sudáfrica marcando la friolera de cero goles en el campeonato, no le dedicó ni una palabra a sus dos compañeros de equipo. Los mismos que le asisten día tras día. Los mismos a los que les robó un trofeo que no merecía ni por asomo ¿Para qué continuar hablando de ese premio basura? Esto se empieza a parecer cada vez más al festival de Eurovisión. Lo dicho, un ‘tongazo’ en toda regla la elección de Messi como el mejor del 2010.

Volviendo a Mourinho, sigo sin comprender cómo este señor no empieza a pedir derechos de autor ¡si está dando de comer a mucha gente que le odia pero que vive de hablar de él! Esto en insólito. Y lo mejor de todo es que el 95% lo hace sin criterio. Es más, todo son críticas a su forma de ser, de actuar, de ganar, de perder… pero todavía no he oído a nadie hablar de si ha mejorado al Madrid en relación al año pasado, de si ha sucedido el más mínimo problema en el vestuario (invenciones al margen), de si Florentino se las ha tenido tiesas con él por tal o cual cuestión. Nada de nada. Igual eso son cosas de feeling y hay que preguntarle al mismo que firmó a Ibrahimovic por 80 millones y al año siguiente lo regaló al Inter. O al que se trajo a Chigrinski por 25 kilos y lo tuvo que vender por 12 unos meses después. Ver la paja en el ojo ajeno es el deporte de moda pero ésta también aconseja mirarse el ombligo. Es cuestión de feeling. Nada más.

 

Ver: Opinión Vincenç Serrat

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts