Viernes, 9 diciembre, 2016

Humo blanco
Humo blanco

Humo blanco

Ha empezado un nuevo año, una nueva década que en lo general presenta muchos cambios. Un aumento de la tarifa de la luz, del gas y del transporte, una nueva ley antitabaco que ha entrado en vigor, etc. ¿Y qué sucede en el panorama futbolístico? Pues bien, por lo que al ámbito del deporte rey se refiere, el nuevo año empieza igual que acabó el 2010. Con un Barça estratosférico, que copa los elogios de todo el mundo, y un Madrid que va a remolque del son que baila el conjunto azulgrana, y que intenta, de la forma que sea, desestabilizar al mejor equipo de la historia vendiendo humo blanco.

Debo decirte que los únicos que sufren de “barcelonitis”, son nuestros “amigos” de la capital. Y os entiendo. Nuestros “amigos” son conscientes de que están a años luz en la guerra futbolística, en aquello que se demuestra dentro del terreno de juego, y si no, que recuerden lo que sucedió la última vez que visitaron el Camp Nou. Por ese motivo, utilizan cualquier artimaña posible, en este caso, a través de la conocida caverna mediática, para meter cizaña en Can Barça. Ahí empieza vuestra guerra, que no es otra que la guerra dialéctica.

Prueba de ello, han sido todas las falacias e invenciones que se han creado a raíz de la designación de Leo Messi como mejor jugador del mundo. Habéis desprestigiado al propio jugador, os habéis inventado un supuesto conflicto en el vestuario culé, y os habéis reído de toda la gente azulgrana. Hasta los propios jugadores implicados han querido salir a la palestra, para denunciar todas estas acusaciones.

Lo que es aún más vergonzoso de toda esta campaña, es que a falta de argumentos,  se dedican a contradecirse ellos mismos. Una vez Messi fue elegido Balón de Oro, aparecieron titulares como: Chasco nacional o Messi deja a España sin Balón de Oro. Si tan patriotas y nacionalistas representa que son, ¿por qué no aparecieron portadas como por ejemplo: Mourinho deja a España sin el Balón de Oro de entrenadores? Al fin y al cabo, es la misma situación: un premio en juego, dos candidatos españoles y gana el extranjero. Pero no fue así, entonces las portadas fueron repletas de elogios a Mourinho, y olvidándose de los otros dos candidatos españoles. ¿Por qué no les salió entonces esa vena patriota y de defensa del futbol español que mostraron para atacar a Messi? Se os ve el plumero a través de la cortina de humo señores.

Y es que claro, desde una perspectiva madridista, debe ser muy duro ver como tu máximo rival es el eje en el que gira el mundo del futbol, el que se lleva los premios y el que es la envidia de todos. Y para colmo, debe ser desquiciante ver que los tres mejores jugadores del planeta no se han traído a golpe de talonario, a la escuela Florentino, sino que se han forjado a base de trabajo, cariño y una filosofía que dista mucho de la que predican desde Madrid. Aquella de la furia, la lucha y la garra. Por mucha guerra que propongas, no te olvides de que al fútbol se juega con la pelota. ¿O a caso te presentarás a una guerra sin armas?

Visto lo visto, como que en lo futbolístico nada ha cambiado con la entrada de un año nuevo, podemos asegurar que nos espera un 2011 apasionante, polémico y guerrero si lo deseas. Velaremos las armas para enfrentarnos a vuestra guerra, que no es más que canguelos, villaratos, dodotis, fines de ciclos, y demás tonterías que intenta vender la propaganda madridista. Y es que no aprendéis, ya que mucho me temo que un año más volveréis a quedar retratados. Es un orgullo para nosotros, los culés, que la única guerra que plante el Madrid sea fuera de los terrenos de juego en forma de una fina cortina de humo blanco.

 

Eloi Tabuenca

 

Ver: Opinión Pedro sanchez

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts