Jueves, 8 diciembre, 2016

Guerra hasta el final
Guerra hasta el final

Guerra hasta el final

En primer lugar decir a la parroquia culé que han ganado una batalla pero no la guerra. Ya sé que les gustaría que capitulásemos a mitad de temporada y nos rindiésemos, pero esto por desgracia para ellos no va a pasar. Si quieren, van a tener que sudar la camiseta… y mucho!!!  . Hemos perdido algún soldado, es cierto, pero estamos rehaciendo el batallón  para llegar al final de tú a tú.

En segundo lugar, lo que más cansa es que no nos dejen tranquilos, a nuestro aire. Un equipo ganador nunca se mete tanto como hacen ellos con el eterno rival, lo que se suele hacer en estos casos es festejar, es disfrutar, y sonreir con elegancia cuando se pasa al lado del adversario y adiós muy buenas, estos no, y en especial la mayoría( no toda ya que hay honrosas excepciones ) de prensa victimista y provinciana de Barcelona. Parece que el madridismo tenga la culpa de todo, parece que fuese el toro que mató a Manolete, y no es así. La ya famosa y cansina historia del balón de oro, lo del posible mal rollito entre los tres candidatos, salió al principio de algunas bocas del entorno culé, y luego, otros desde su prisma particular, se apuntaron al carro, así que de “patente” en estas cuestiones del entorno madridista, bien poquita cosa. El que no abrazó a sus compañeros en un primer momento y sacó la lengua de desahogo fue el humilde Messi, ese que no ha escupido nunca  a ningún rival y no ha marcado ningún gol con la mano. Al igual que la cara de alegría que puso “Don perfecto” cuando le dio la mano en el escenario al humilde. En fín que parece que se le está viendo bien el plumero al falso buenismo, aunque a algunos hace mucho tiempo que no nos engañan, aunque se piensen lo contrario.

En tercer lugar hay que hablar de nuestro entrenador. Reitero al igual que en algún artículo anterior que nunca fue santo de mi devoción, pero que una vez aquí, bienvenido y todos a una. Cierto es que no siempre está afortunado en sus declaraciones, pero es que parece que no pueda ni abrir la boca, ni mirar a los ojos, ni opinar siquiera. Se le está criminalizando peligrosamente, y El sólo habla de fútbol, y de eso sabe bastante, aunque se equivoque de vez en cuando, el errar es de humano. Por lo tanto señores culés déjenlo tranquilo, que hay expresiones que las han dicho muchos entrenadores y jugadores y no ha pasado nada.¿o es que ya no se acuerdan del ínclito Stoichkov  o del”educado”de Van Gal?.

Por último reiterar que disfrutéis lo que habéis ganado, sobretodo la prensa, ya sé que no estáis acostumbrados, que estáis indigestados, pero tener humildad ( que estamos vivos en todas las competiciones ), que la guerra ( deportiva ) hay que lucharla hasta el final.

Pedro Sánchez
Pedagogo
P.M.Quinta del Buitre de Terrassa

 

Ver: Opinión Eloi Tabuenca

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts