Jueves, 8 diciembre, 2016

El “parásito” Cruyff sigue viviendo de Mourinho
El “parásito” Cruyff sigue viviendo de Mourinho

El “parásito” Cruyff sigue viviendo de Mourinho

En su última colaboración con El Periódico, Johan Cruyff le echa en cara a Mourinho que pida un refuerzo en el mercado de invierno en lugar de mirar hacia la cantera madridista. Tiene gracia que eso sirva como argumento para criticar al técnico blanco. Y tiene gracia porque cuando Cruyff era alguien en esto del fútbol, cuando ejercía de entrenador, un año se puso tonto con su presidente -que no se fiaba un pelo de él- y quiso solucionar la lesión de Koeman fichando a un danés veterano y obeso apellidado Molby. El presidente Núñez, que ya conocía muy bien a Cruyff, le dijo que vale, que fichaba al danés, pero le tenía que asegurar que el Barça ganaría la Liga ese año y, en caso contrario, sería despedido. Johan Cruyff se asustó, vio peligrar su millonaria ficha, se echó para atrás y no le quedó más remedio que girar la vista a la cantera. Y en ese momento nació Guardiola como futbolista. No fue un ascenso al primer equipo como resultado de una estrategia planificada. Fue, simplemente, que como el presidente no quiso fichar hubo que recurrir al primero que pasaba por allí.

Así se escribe la coherencia de este hombre que ahora se permite dar lecciones a los demás. Incluso a un entrenador que ha hecho historia, como Mourinho, y que ha ganado muchos más títulos que él en Portugal, en Inglaterra, en Italia y en España -porque Mourinho ya ganó títulos en el Barcelona como ayudante de Robson-. Cruyff sabe que la afición del Barcelona empieza ya a desconfiar de él y que necesita darle palos al enemigo para recuperar el cariño de los suyos. Y atizarle a Mourinho le viene como anillo al dedo, aunque sea a costa de criticarle por los mismos pecados que cometió él. Pero,  ya se sabe, Cruyff es muy sabio y se pasa la vida rectificando, como cuando criticó el sponsor de Qatar cuando unos pocos años atrás exigía que hubiera publicidad en la camiseta del Barcelona.

El desencuentro entre Cruyff y Mourinho viene de lejos, de cuando Mou le invitó a volver a un fútbol del que está ausente desde 1996. Le dijo que estaba dispuesto a aprender de él lo que hiciera falta aunque, por favor, no quería que le enseñase a perder una final de la Champions League por 4-0 porque eso no lo quería aprender.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts