Jueves, 8 diciembre, 2016

La falsa humildad azulgrana
La falsa humildad azulgrana

La falsa humildad azulgrana

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;
mso-ansi-language:#0400;
mso-fareast-language:#0400;
mso-bidi-language:#0400;}

Sí, ahora me recordarás la manita que el Barça le endosó al Madrid, pero no debemos caer en el error de resumir toda una temporada en un resultado. Aquel día los de Mourinho no mostraron su mejor cara y los azulgranas estuvieron híper motivados, pero todos sabemos que la diferencia que existe entre los dos equipos no es la que el resultado de aquel día demostró.

 Me dices que no entiendes como puede haber dos puntos de diferencia entre el Barça y el Madrid y me dejas perplejo. ¿Esa es la humildad que siempre defendéis? No sólo es que os creáis los inventores del fútbol, sino que encima os quejáis de la poca diferencia que hay entre Barça y Madrid. Pues como los inventores de este deporte, deberíais saber que el ganador de un partido es aquel que consigue marcar más goles que el rival, y en lo que llevamos de Liga, Barça y Madrid han ganado los mismos encuentros. Diréis que practicáis el mejor fútbol de la actualidad, pero si tan humildes sois no os atreverías a desprestigiar a los equipos rivales. El Real Madrid de Mourinho lleva apenas media temporada  de existencia y cada vez el equipo juega mejor, cada vez más vertical y goleador. Y eso que ese es sólo el principio. Ya veremos como están los dos equipos a partir de marzo cuando empieza lo importante…

Pese a que os creáis el ombligo del mundo, resulta que en el fútbol las palabras se las lleva el viento y por más que digáis que sois los mejores del mundo, el movimiento se demuestra andando. Para ser los mejores hay que ganar partido tras partido y este año, tanto en Liga como en Champions, ya habéis pinchado más de una vez, así que volved a pisar el suelo y recordad que sois humanos. La falsa humildad de la que presume el Barça os hace creer estar por encima del bien y del mal, de lo humano y de lo divino. No sois capaces de ver más allá de la venda que tenéis puesta: Si el Inter os elimina es porque jugaron al catenaccio, si perdéis un partido siempre hay una excusa detrás, si el Madrid gana es por la ayuda arbitral…

Dices que hay mala sintonía entre Florentino, Valdano y Mourinho. Os puede sorprender, pero resulta que un mismo club puede tener personas con diferentes criterios. En el Madrid no todos bailan el agua, o la colonia, a su técnico. Aquí se habla y se discute lo que se va a hacer mientras vosotros vivís pendientes del hilo de la renovación de Guardiola, un gurú sin el que pareces que no podéis vivir.

Me dices que en las oficinas del Bernabéu hay una mala planificación deportiva. Sé que el ‘Cub de la Comedia’ empieza dentro de poco a emitirse nuevamente, pero no hace falta que hagas méritos para entrar en el programa. La mala dirección deportiva ha llevado al Madrid a contar en el once de gala con  cuatro jugadores nuevos que están ofreciendo un rendimiento más que óptimo. Además, los refuerzos en el mercado de invierno son Kaká y Gago, dos jugadores a las que las lesiones no les han respetado pero que ahora aportarán su granito de arena en el tramo decisivo de la temporada. Una lesión como la de Higuaín nadie se la podía esperar y por ello se fichará a un delantero más, algo que cualquier club realizaría en circunstancias parecidas. Acusas de mala gestión técnica al Real Madrid cuando en Barcelona nadie hace autocrítica de cómo habéis preparado esta temporada. De los tres fichajes de este verano, dos de ellos – Mascherano y Adriano – prácticamente ni cuentan para Guardiola. Además, ahora habéis fichado a Afellay para reforzar posiciones que ya teníais cubiertas mientras que vendéis a Milito y os quedáis con dos centrales en la plantilla. Humildemente te digo, querido y admirado Josep, que el ciclo victorioso azulgrana está llegando a su ocaso. Tiempo al tiempo.

 

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts