Sábado, 3 diciembre, 2016

Messi desquicia a Madrid
Messi desquicia a Madrid

Messi desquicia a Madrid

Los mismos que ahora se rasgan las vestiduras porque La Roja no ha obtenido ningún galardón a título individual en los premios del Balón de Oro, son los que hace dos años, cuando La Roja ganó la Eurocopa, guardaron silencio por el nombramiento de un jugador del Manchester United, Cristiano Ronaldo, como Balón de Oro. Lo que confirma que lo que duele no es que no lo haya ganado un futbolista de La Roja, sino que se lo hayan adjudicado a un jugador del Barcelona.

Tampoco ha molestado en Madrid que Del Bosque haya sido ninguneado. Cualquier cosa antes que Guardiola, y la opción Mourinho, aunque no sea un valor patrio, ya les va bien. La cuestión es que la elección de Messi ha desquiciado a los medios de Madrid. Se puede entender porque allí sólo tienen ojos para su querido Cristiano Ronaldo y es posible que no se hayan enterado de que el mejor jugador del mundo es Leo Messi. Pero resulta que el resto de los mortales que no entiende de envidias, odios y villaratos, ha sabido captar que no existe en el planeta otro futbolista como Messi. Así lo han entendido en Brasil, Cabo Verde, Bielorrusia, Islas Cook, Gabón, Islandia, Líbano, Namibia, Nicaragua o Uzbekistán, por citar unos pocos paises que han dado su voto al argentino del Barça.

¿Qué tiene que hacer Messi para que en Madrid entiendan que es el mejor? ¿No basta que anote 58 goles en 54 partidos durante 2010? ¿No basta que haya sido el alma de un equipo que ganó la Liga ante el mejor Madrid de la historia? ¿No basta que en cada partido invente acciones que sólo están a su alcance? ¿No basta que sea un futbolista de equipo generoso que marca y sirve en bandeja goles a sus compañeros? ¿Qué tiene que hacer Messi para que en Madrid le valoren como en el resto del planeta? ¿Marcar biceps? ¿Hacer biciletas? ¿Encararse con el público? ¿Pelearse con los defensas rivales? ¿Saltar a la gradería y regatear a 100.000 espectadores?

Hay mucho de envidia en tanto desquiciamiento. Es cierto que Iniesta y Xavi hicieron méritos para hacerse con el galardón. Hubiera sido justo que se lo hubieran dado a ellos. Tan justo como que lo haya recibido el líder indiscutible del Barcelona. Iniesta y Xavi, como Cristiano Ronaldo, son jugadores buenísimos. De lo mejorcito que hay en el mundo. Pero Messi es otra cosa, es como Michael Jordan. Lo que hace él no lo hace nadie más. Está a otro nivel. Y éste es un premio individual. Por tanto, no debe sorprender que el Balón de Oro se lo den al mejor futbolista del mundo. Es cierto que no ganó el Mundial. Y tampoco la Champions por un atraco arbitral en semifinales del que se benefició Mourinho (aunque de eso no le guste hablar). ¿Y qué? En 54 partidos demostró que es el mejor. Jugando él y haciendo jugar a los demás. Además, parece que tenga que pedir perdón por disfrutar en su equipo de la compañía de Xavi e Iniesta. Claro que estos dos hacen mejor futbolista a Messi, de la misma forma que Messi le hace mejores a ellos. Envidia, pura envidia. Porque ayer en Zurich había un exceso de Barça que muchos no han sabido digerir y han acabado indigestados.

Así que las pataletas están de más. Se ha podido leer: “Balón de Oro injusto”, “Messi deja a España sin Balón de Oro”, “Fifarato”, “Gran sorpresa por el premio a Messi”, “Oro para Messi, chasco nacional”, “Messi, sin ellos, es bastante menos Messi”, “Este Balón de Oro no es de ley”… Mucho llanto y poca argumentación. Simples pataletas. Están en Madrid tan angustiados con el ayuno de títulos blanco que ahora añaden el “fifarato” al “villarato” en su lista de agravios. Vamos, las fuerzas del mal judeomasónicas que persiguen la destrucción de España. Con algo se tienen que entretener. El Barça no sólo tiene comprados a los árbitros españoles. Tiene comprado al mundo entero. Existe una confabulación a escala mundial contra el Real Madrid y la selección española. De Risa.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts