Viernes, 2 diciembre, 2016

Siro López “Me aburre el juego del Barcelona”
Siro López “Me aburre el juego del Barcelona”

Siro López “Me aburre el juego del Barcelona”

Es el caso de Javier Clemente ni de Luís Suárez, que no pueden pasar por madridistas, que han dicho lo que vemos todos, que admiten, como puedo admitirlo yo, que ahora mismo el Barça puede ser el mejor equipo del mundo, pero que también tiene momentos que aburre a las ovejas. Me refiero a esas fases en las que se dedica a hacer rondos en lugar de buscar la portería contraria.

Juegan a gustarse, a divertirse, a intentar que no les quiten la pelota. Si eso mismo lo hicieran otros, no quiero ni pensar lo que se diría en Barcelona. Les llamarían de todo: prepotentes, chulos, soberbios… Eso de torear al rival sin más ambición que humillarle sólo lo puede hacer el Barcelona. Entonces es fútbol del bueno. Que no lo hagan los demás –y ahora pienso en Cristiano Ronaldo- porque no le perdonarán la chulería.

Me niego a admitir que el fútbol empiece y acabe en el Barça. Hace muchos años que existe este deporte, y se hizo grande sin necesidad de Messis, Xavis o Iniestas. Por tanto, hay otras maneras de jugar tan válidas o más que la que utiliza Guardiola. Y pueden ser tan espectaculares o más. Ni siquiera el Ajax de Cruyff jugaba así, a marear el balón aburriendo al personal. Aquel era un fútbol directo, más parecido al que emplea el Real Madrid. Han existido grandes equipos, como la Quinta del Buitre o el Milan de Sacchi, que han pasado a la historia por su gran juego, que no se parecían en nada al del Barça.

Admito que este Barcelona nos ha deparado momentos excepcionales, pero a mí, en general, me aburre. Prefiero otras apuestas, aquellas en las que se trata de llegar a la portería contraria cuanto antes, sin marear la perdiz. Es lo que busca Mourinho en el Real Madrid. No siempre lo consigue, pero con apenas unos meses de trabajo empiezan a verse destellos de lo que puede llegar a ser este equipo. Menos pasecito y más fútbol vertical. Prefiero el pim-pam-gol, que el desesperante tiki-taka. ¡Qué le vamos a hacer!

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts