Viernes, 9 diciembre, 2016

Mou tiene problemas de gasolina
Mou tiene problemas de gasolina

Mou tiene problemas de gasolina

La lesión de Pepe, el conflicto interno que existe con Valdano por el delantero centro o el flojo rendimiento del equipo suplente del Real Madrid son algunos de los problemas que tiene José Mourinho ahora mismo. El entrenador portugués pero, tendrá que luchar contra estas adversidades y encima contra su maldición personal: sus equipos empeoran el rendimiento en el segundo tramo de la temporada.

Si analizamos los resultados del técnico luso desde su época en el Oporto nos encontramos con que, solo en la primera campaña con el Chelsea, consiguió más puntos en la segunda vuelta  que en la primera.

La temporada pasada, con el Inter de Milán, logró 45 puntos en la primera vuelta, mientras que en la segunda solo fue capaz de sumar 37.  En su primer curso al frente del conjunto “neroazzurri”, Mourinho ganó el campeonato con mayor margen pero también sufrió su habitual “vía crucis” durante la segunda vuelta.

En sus campañas dirigiendo al Chelsea, el portugués dominó placidamente la liga durante sus dos primeras temporadas. En 2004/05 consiguió 46 puntos en la primera vuelta por 49 en la segunda. Esa es la única temporada en toda su carrera como entrenador en la que obtuvo más puntos después de navidad.

En la última temporada con el conjunto londinense, tras una primera vuelta casi perfecta con 45 puntos, el equipo se fundió en la segunda y acabó perdiendo el campeonato al empatar los cinco últimos encuentros.

En su primera temporada con el Oporto, Mou sumó el mismo número de puntos en ambas vueltas (45) mientras que en la segunda volvió a las andadas, sumando 41 y 37 respectivamente.

A dos jornadas para terminar la primera vuelta, Mourinho y sus jugadores han conseguido mejorar, con los 44 puntos sumados, los números que llevaba el Barça a estas alturas de la campaña pasada (43), un hito que se preveía muy difícil de batir. Con lo que nadie contaba, sin embargo, era con que los hombres de Pep Guardiola se superarían a si mismos para firmar una primera vuelta inmaculada.

Así pues, por si esto fuera poco, Mourinho tendrá que afrontar su maldición de la segunda vuelta, delante de un Barça que no para de superarse a sí mismo.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts