Lunes, 5 diciembre, 2016

La rotación puede haber dado la solución
La rotación puede haber dado la solución

La rotación puede haber dado la solución

Si alguien pregunta a cualquier aficionado cual es la mayor diferencia futbolística entre el Real Madrid y el FC Barcelona, la respuesta parece clara: el centro del campo. La derrota en el Camp Nou se fraguó debido a ello y hasta la fecha Xabi Alonso parecía el único jugador indiscutible en esa posición.

Sami Khedira ha sido desde principio de temporada el acompañante habitual del donostiarra en la media. Tras un comienzo dubitativo, el alemán se fue asentando en el puesto, aunque parecía que le faltaba algo de fútbol al equipo. Las lesionas y las sanciones provocaron que Lass Diarra cogiese minutos de juego en la medular, demostrando ser un gran centrocampista. Pese a ello, su movilidad y su falta de compatibilidad con Xabi Alonso hacían que el de Tolosa no brillase todo lo que nos tiene acostumbrado.  En el partido de anoche ante el Levante, Mourinho apostó por Xabi Alonso y Esteban Granero en el centro del campo, y el resultado no pudo ser mejor.

El Pirata, hasta la fecha, había actuado como mediapunta, pero demostró que en la línea medular es donde su puede demostrar mejor sus habilidades. El canterano se entendió a las mil maravillas con Alonso, creando más juego que Khedira y demostrado una mejor conexión con Xabi que Lass. Granero cumplió con matrícula de honor en el partido y sorprendió a muchos sacrificándose en defensa. Pese a que en el sistema de Mourinho tiene que haber un centrocampista de músculo, la pareja Alonso-Granero ha sido la responsable del mejor partido del Madrid en esta temporada.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts