Miércoles, 7 diciembre, 2016

Octava victoria consecutiva y liderato asegurado (0-3)
Octava victoria consecutiva y liderato asegurado (0-3)

Octava victoria consecutiva y liderato asegurado (0-3)

Los primero minutos no fueron para el Barça, pero tampoco fueron para el Osasuna. Los primeros minutos estuvieron marcados por las indecisiones y pérdidas de balón de ambos equipos.

Los blaugranas tuvieron que hacer la maleta con prisas y guardaron muy al fondo el traje de gala, pero finalmente en el  minuto 20 lo encontró. Estaba un poco arrugado pero Pedro pasó la plancha en el minuto 26 marcando el primero gol. Messi en la frontal vio el desmarque de Pedro y le puso un balón vertical raso, suave, perfecto,en el interior del área que Pedro, ante un Ricardo ya vendido, solo tuvo que colocar al fondo de la red. A partir de ahí fue un control absoluto de los de Pep Guardiola.

La tocaban en el centro, en defensa, en ataque… La tocaban donde querían, ante un Osasuna que de vez en cuando intentaba crear peligro pero sin ningún resultado.

Camuñas se lesionó cerca del descanso y tuvo que salir Pandiani a sustituirlo. Aun así, el color blaugrana del partido no cambió.

En la segunda parte las cosas no cambiaron. El Barça siguió dominando ante un Osasuna que salió algo agresivo (4 faltas en 4 minutos), pero toda esa agresividad en el juego desapareció cuando Villa, desde su propio campo, envió un balón largo al área contraria y Messi, después de recorrer todo el campo, recogía el balón y lo colocaba raso por debajo ante la impotencia de Ricardo y de toda la defensa. Ahí terminó el partido, pues en ese momento el Osasuna desapareció del campo en pro de un Barça que controla, que domina, que gana, que arrasa.

Pep Guardiola quiso asegurar el partido y sacó a Keita para añadir fuerza al centro del campo.

En el 88 definitivamente se acabó el partido cuando el colegiado Teixeira Vitienes señalaba un penalti claro en el área del Osasuna sobre Leo Messi. El argentino se acercó caminando a la pelota y muy suave la colocaba al lado contrario del que se tiró Ricardo. Desde ahí y hasta el final fue un control absoluto. Bojan y Jeffren entraron por Villa y Pedro para refrescar hasta que Teixeira señaló el final del partido.

En resumen, tres puntos más que nos consolidan como líderes absolutos y otra exhibición de fútbol total que seguro de le va a dar muchos éxitos esta temporada.

Grande Barça, ¡GRANDÍSIMO!

 

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts