Domingo, 4 diciembre, 2016

El Barça no fue capaz de meter ocho
El Barça no fue capaz de meter ocho

El Barça no fue capaz de meter ocho

El chico está peleado con el mundo. Le faltaba Guardiola, y aprovechó el Clásico para añadirle a su lista. Alguien debería informarle de que para pasar por un buen futbolista no es preciso recurrir a la chulería de los gestos, ni a ridiculizar a nadie. Y él mismo debería plantearse por qué le tienen manía en todas partes. En todas. ¿Está quizá peleado con el mundo?

Él mismo debería reflexionar y cuestionarse por qué en todos los campos del mundo se le tiene a Messi tanto respeto como desprecio se le reserva a él. Muchos le habían vendido como la alternativa de Messi. Incluso desde Madrid se habla de ambos como jugadores parejos. Lo mismo que hace dos años se hacía con Robben, entonces candidato a rey del mundo. Pero la comparación es ofensiva, porque Messi está a otro nivel. Ayer, sin alcanzar su mejor nivel, sirvió dos goles y dio una auténtica lección de cómo se puede jugar para el equipo.

Cristiano Ronaldo, que es un buen jugador, no es Messi. Y volvió a suspender su asignatura pendiente ante el Barcelona. Ya lleva 3 derrotas y cero goles vestido de blanco y 3 partidos más sin anotar como jugador del Manchester United. El Camp Nou le vino grande, muy grande. Tanto que empequeñeció. Ninguna novedad. Lo que ha ocurrido siempre.

Y entre tanto sigue haciendo “amigos” con sus posturitas, sus gestos y sus sonrisitas. Tampoco le ha explicado a nadie que el mejor futbolista no es el que más cuidados tiene sus biceps en el gimnasio. Cristiano Ronaldo ha vuelto a demostrar que es un jugador de escaparate, que viste mucho pero con el que no se puede contar en las grandes citas.

Es cierto, el Barça no le metió ocho al Madrid. Sólo fueron cinco, y en esa derrota tiene buena parte de culpa la nulidad ofensiva de quien más cobra para que no se produzcan derrotas humillantes como la de ayer.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts