Jueves, 8 diciembre, 2016

Cristiano sólo provocó. Y lo hizo muy bien
Cristiano sólo provocó. Y lo hizo muy bien

Cristiano sólo provocó. Y lo hizo muy bien

Esta es la imagen que CR7 ha mandado al mundo: un futbolista mal perdedor, provocador, quejica, que se desespera cuando las cosas no le salen bien. Deportividad es una palabra que nunca le debieron enseñar de pequeño al delantero portugués del Madrid.

¿Qué hizo Cristiano ante el Barça? Nada. Se dedicó a deambular por encima del césped y a intentar hacer la guerra por su cuenta, como siempre. Pero ni individual ni colectivamente el luso apareció en todo el partido.

¿CR7 fue protagonista? Sí, pero sólo de la imagen más lamentable de todas: la del empujón a Guardiola fruto de una rabieta más típica de un niño maleducado que de un futbolista profesional al que le pagan una millonada por representar a todo un club que presume de señorío.

 

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts