Sábado, 10 diciembre, 2016

Mourinho marca en fuera de juego
Mourinho marca en fuera de juego

Mourinho marca en fuera de juego

Sí. Hay que estar preparados, porque si el Madrid pierde en el Camp Nou Jose Mourinho, que no sabe ganar y mucho menos perder, echará mano de cualquiera de sus trucos y escenificará ese teatro que tan bien sabe interpretar para desviar la atención. A cuentista no le gana nadie. Lo suyo es puro teatro. Del bueno. La puesta en escena de las expulsiones de Ámsterdam le abre las puertas del teatro Apolo o de El Molino. No serviría como actor dramático, pero sí da la talla para la revista, un género más ligero.

Por eso, porque esto no va de drama sino de vodevil, tenemos que estar preparados para escuchar cualquier tontería que justifique su derrota. Porque si el Barça gana, cosa absolutamente lógica, seguro que Mourinho encontrará alguna explicación que nada tenga que ver con un mal planteamiento táctico por su parte, el pobre juego de su equipo o la superioridad del rival. Él es incapaz de aceptar que otro sea mejor, aunque lo sea.

El pasado año jugó cuatro partidos contra el Barça. Empató dos, perdió uno y ganó otro gracias a los goles que el árbitro consiguió para su equipo. Y da la sensación de que quiere volver a ganar al Barça con las mismas armas, echando mano del árbitro como su jugador número doce. De momento ya le ha ido preparando exponiéndole ante la opinión pública como culé. Es una manera de presionar para que Iturralde se preocupe de demostrar que está equivocado.

Así es Mourinho. Mientras Guardiola se concentra con sus hombres buscando la manera de ganar sobre el terreno de juego, ese portugués trata de marcar goles en fuera de juego, sin jugar, desde su púlpito. Y hace bien. Tiene bula. Se lo consiente todo su presidente. Se lo consiente todo su educado director general y se lo consiente todo el fútbol español, por ejemplo ejercer su profesión como si tal cosa en los partidos mientras está sancionado. Y no pasa nada. Contra Mourinho no se atreven, porque esto no es Italia ni Inglaterra, en donde le pararon los pies y le enseñaron educación.

Tiene suerte Mourinho que entrena al Real Madrid. Si estuviera al frente del Barça le habrían formado ya un consejo de guerra por comportarse como se comporta. De hecho, a Guardiola le tienen en el punto de mira por no decir nada y…¡por mear colonia! Buscan y rebuscan y no encuentran más argumento que ese los mismos que disfrutan con el que mea vinagre. Aunque de eso no se han enterado ni ponen interés en enterarse.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts