Jueves, 8 diciembre, 2016

“Éste sí es el partido del siglo”
“Éste sí es el partido del siglo”

“Éste sí es el partido del siglo”

Quizá haya que remontarse a la época del Dream Team y la Quinta del Buitre, pero lo cierto es que esta vez llegan más parejos que nunca.
El pronóstico es difícil. Es como intentar adivinar el resultado de una final europea, porque lo del lunes a fin de cuentas es una auténtica final europea y mundial. Yo creo que el partido se resolverá por los detalles, el árbitro, la suerte… No creo que la presión del Camp Nou marque goles. Es un tema relativo porque son dos equipos que están muy bregados y la experiencia nos dice que ni al Barça le afecta en el Bernabéu ni al Madrid en el Camp Nou. De hecho, yo creo que la presión de la grada es para el visitante una motivación más.
Tampoco creo que de aquí al lunes Mourinho tenga un as mediático preparado bajo la manga. No necesita de extramotivación. Hasta sería un peligro darle un plus más de motivación a un partido que la tiene toda.

Más que lo que pueda decir Mourinho, me preocupa su comportamiento en el banquillo. Me preocupa que le dé un ataque de entrenador y renuncie a las esencias del Madrid invencible de esta temporada. Yo espero que el Madrid le juegue de tú a tú al Barcelona con sus armas. El Barça jugará como sabe, al toque y toque y toque, y el Madrid tiene que ir a lo suyo, al fútbol directo, de llegada, dejándose de florituras y yendo a lo práctico. Espero que juegue el equipo titular, ese que ha dado tantas alegrías al madridismo a lo largo de la temporada, y que Mourinho no caiga en la tentación de inventarse, por ejemplo, un trivote para dejar fuera a Özil. Sería como reconocer que el Barça es superior. Hay que preocuparse de Messi, de Xavi, de Iniesta, sí. Pero hay que forzar al Barça a jugar preocupado también por CR7, Özil o Di María. Sólo le pido a Mourinho que juegue con los mejores, sin concesiones.

Para Cristiano Ronaldo será un partido muy especial, como una prueba. Él ya lo ha ganado todo. Es uno de los dos mejores del mundo junto a Messi. El orden lo decide cada uno. La afición del Madrid le reconoce su estatus de “súper”, pero se mantiene expectante, porque en el Camp Nou se enfrenta a un examen, a su auténtica reválida. El Barça es su asignatura pendiente y es momento de aprobarla sin dejar lugar a la duda. Es cierto que CR7 no ha estado fino en los grandes acontecimientos, no sólo ante el Barça. También falló en los dos partidos ante el Olympique de Lyon que dejaron KO al Madrid en octavos de la Champions el año pasado. No es que entonces estuviera mal. Estuvo como los demás. Y de él se espera que sobresalga y que enseñe a los otros el camino de la victoria cuando no saben encontrarlo. Y eso es lo que se espera de él en el Camp Nou, que aparezca y se muestre tal cual es, un número uno de verdad.

La presión  le puede afectar si no consigue dejar en el vestuario esa ansiedad que a veces le puede. Es lo único que le puede traicionar, porque recursos técnicos y físicos los tiene de sobras para salir airoso de la prueba. Pero si le da por empeñarse en demostrar algo en un exceso de motivación, puede olvidarse del juego del equipo. Lo último que le interesa al Madrid.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts