Martes, 6 diciembre, 2016

El Barça gana sin bajar del autocar (0-8)
El Barça gana sin bajar del autocar (0-8)

El Barça gana sin bajar del autocar (0-8)

Parecía que el Barça no empezó el partido muy concentrado y ya en el primer minuto a Valdés le llegó un balón comprometido que envió a córner sin más transcendencia. Pero eso fue todo ya que enseguida Pedro y Messi ponían en peligro la puerta del Almería, demostrando así que no estaban para tonterías y que iban a por el partido.

El Barça siguió achuchando hasta que en el minuto 17, en una jugada para enmarcar, Messi hacía una pared con Villa, éste la devolvía de tacón y Messi la clavaba cruzada donde Diego Alves no llegaba. Messi lograba así su gol número 99 en liga.

Solo dos minutos después era Andrés Iniesta el que recogía un mal rechace de la defensa andaluza y neutralizaba una posible reacción del Almería poniendo el 0 a 2 en el marcador.

La sentencia no tardó en llegar cuando, 8 minutos después, Acasiete se metía en propia puerta el balón al intentar despejar un centro raso de Maxwell desde la banda izquierda.

La paliza culé se materializó cuando en el minuto 35, Fontás realizaba un pase de más de 50 metros que Pedro, al primer toque, tocaba suave el balón para colarlo en el fondo de la red. El joven defensa ha demostrado así sus cualidades para intentar convencer a Guardiola, y con ese pase vaya si lo habrá hecho. Y cuando el Almería aún estaba intentando recolocarse, unos segundos después, el Barça cortaba una bola que acababa en las botas de Messi, y después de un rebote conseguía su gol 100 en liga.

En la segunda parte la intensidad bajó en gran medida. Pep seguramente dio el partido por cerrado y consignó a sus jugadores a no cansarse. Dejó descansar a Xavi e Iniesta para dar entrada a Keita y Thiago. Más tarde entró Bojan por Pedro en el 56. Y eso fue lo que necesitaba un partido que se había vuelto muy aburrido, ya que en el minuto 62, el “9” del Barça marcaba el sexto.

El partido se volvió impredecible porque una vez más, cuando parecía bajar el nivel, Messi marcaba su particular hat trick en el 67, después de recojer un rechace a chute de Villa.

Resultó que la cosa entonces iba de cinco en cinco, y otros cinco minutos después, Bojan conseguía su segunda diana del día, y la octava del Barça.

La locomotora blaugrana aminoró la marcha y aguantó así hasta el final del partido. En resumen, paseo, humillación, tres puntos y para casa.

 

 

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts