Domingo, 11 diciembre, 2016

Thiago: Se mira y no se toca
Thiago: Se mira y no se toca

Thiago: Se mira y no se toca

No hay caso Thiago. Aunque desde Madrid se mueran de ganas por incoporar a su plantilla de figuras, figurillas y figurantes a un exponente de la cultura del Barça, tendrán que buscar a otro porque Thiago Alcántara es del Barça y quiere seguir en el Barça.

De ilusión viven algunos que todavía no han descubierto que los sueños sueños son. A Thiago Alcántara lo ha moldeado el FC Barcelona en sus equipos inferiores para que dé lo mejor de sí mismo en el primer equipo. Thiago firmará contrato profesional con el FC Barcelona en enero y entonces será uno más de los chicos de Guardiola.

Puede estar tranquilo el barcelonismo porque fue el propio Mazinho, su padre, quien eligió el Barça -y no otros equipos- para que su hijo se hiciera un nombre en el mundo del fútbol. Su padre sabe mejor que nadie que el Camp Nou es el lugar ideal para su hijo, lejos de prepotencias, chulerías, insultos y excesos de vedetismo. Y lo que menos desea es que su hijo se estanque, como le ha sucedido a Canales en un equipo en donde los jóvenes están para hacer bulto. Y ahí, en el Barça, seguirá, en un equipo que se caracteriza por cumplir a rajatabla en la cultura del trabajo y del esfuerzo. Porque el fichaje de Afellay, contrariamente a lo que algunos desearían creer, no le va a cerrar ninguna puerta. Afellay está llamado a jugar delante como alternativa a Pedro y Bojan, aunque circunstancialmente pueda ser empleado como media punta en la posición de Iniesta.

Guardiola le tiene reservado a Thiago un rol muy especial para ya: ser el alter ego de Xavi. Pep sabe que si Xavi acepta seguir quemandose en absurdos amistosos con la selección, deberá descansar en el Barça porque sus tobillos no dan más de sí. Y ahí es donde entra Thiago, que no se incorporará al equipo para realizar una misión cualquiera. Lo que Guardiola quiere de él es que asuma batuta y dirija el juego de todos sus compañeros, porque Guardiola quiere hacer de él el Xavi del futuro.

Thiago lo sabe, está encantado con la idea y se limita a sonreir maliciosamente cuando le hablan del Madrid. Nada se le ha perdido allí.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts