Lunes, 5 diciembre, 2016

Piqué, Roures, la mano blanca y el miedo culé
Piqué, Roures, la mano blanca y el miedo culé

Piqué, Roures, la mano blanca y el miedo culé

Que este Madrid produce un miedo atroz en las filas culés, es un hecho que no pasa desapercibido para nadie, saben que Mourinho les tiene tomada la medida, que será un partido complicado, y que lo más normal es que pierdan; por ello intentan que antes de empezar a jugar, el Barça parta con una serie de ventajas arbitrales e institucionales.

Vayamos por partes; esta semana Piqué se descuelga con unas declaraciones a “El Mundo Deportivo” donde afirma sin ningún rubor que “los árbitros ayudan más al Madrid”, en una muestra de la deportividad y el señorío del que tanto presumen en el Barça; todavía esperamos que el que mea colonia salga a reprender al muchacho, quien por cierto debe tener floja la memoria, ya que no se acuerda de Obrevos y villaratos de temporadas pasadas.

Lo que está claro, es que estas declaraciones, sólo tienen un objetivo: preparar al árbitro del clásico, para que arbitre a favor del Barça, que debe ser la única forma en que el muchacho crea, que se le puede ganar a este Madrid.

No termina aquí la cosa, ya que el diario Sport, quien criticó el año pasado las denuncias de villarato, inicia una campaña, denominada “mano blanca”, en la que afirma un trato de favor al Madrid desde el estamento arbitral; también deben tener mala memoria mis compañeros de este diario, ni se acuerdan de las ayudas del año pasado, ni por cierto las de este, mucho más recientes, sólo un ejemplo, que cuenten los partidos en los que los rivales del Barça han terminado jugando con diez.
Como no, esta campaña es una muestra más del miedo atroz que provoca Mou y su Madrid imperial, ya tienen excusa cuando pierdan, los árbitros ayudan al Madrid.

Pero lo peor estaba por llegar, y aquí si no que no hablamos de campañas de prensa, hablamos de realidades, de hechos malévolos y malintencionados; me refiero como no, a la decisión de trasladar la fecha del clásico al lunes 29, por obra y gracia del señor Jaume Roures, dueño de Mediapro, insigne culé y otras hierbas, quien ha tenido muy en cuenta el deseo del que mea colonia, para que el partido no se juegue el sábado, una muestra más del miedo al Madrid, lloraban porque querían más días de descanso.

Lo peor de esta decisión es que muestra quien manda realmente en esta Liga, el F. C Barcelona, quien con sus buenas conexiones en Mediapro, dicta a su conveniencia el calendario de sus partidos, mientras los demás tenemos que mirar y callar; y aquí si que hecho en falta una postura más firme por parte de la directiva madridista.

Es igual, jugaremos el lunes y ganaremos, a pesar de campañas de prensa e institucionales, porque somos el Madrid imperial y glorioso, a quien no asustan estas maniobras orquestales en la oscuridad de despachos siniestros.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts