Jueves, 8 diciembre, 2016

Guardiola y Míchel, vidas paralelas.
Guardiola y Míchel, vidas paralelas.

Guardiola y Míchel, vidas paralelas.

La carrera de ambos ha seguido un camino parecido salvando algunas pequeñas diferencias. Por ejemplo, los dos crecieron en el seno de los clubs rivales, los dos se formaron en sus canteras y los dos consiguieron su ansiado sueños: debutar en el equipo de su vida y triunfar en él.

La diferencia aquí es la etapa en la que se incorporaron al equipo profesional. Mientras que Guardiola no lo hizo hasta el año 1990, Míchel ya lo había hecho 6 años antes.

A pesar de esta pequeña diferencia, los dos coincidieron numerosas temporadas en los terrenos de juego.

Durante sus militancias con sus respectivos clubs, los dos formaron parte de conjuntos que hicieron historia. Mientras Míchel triunfó con la Quinta del Buitre, Guardiola lideró todo un Dream Team.

Ambos jugadores dejaron sus respectivos equipos en las temporadas 96/97 y la 00/01. En la 89/90 se retiró Míchel para irse lejos del Real Madrid, al Atlético de Celaya, dejando una imagen que nos viene a todos a la retina cuando oímos el nombre de Míchel. La imagen del Madridista, literalmente, tocando los huevos a Valderrama.

Cinco temporadas después haría lo propio el actual técnico azulgrana. Fue el 11 de abril de 2001 cuando Pep decidió abandonar el Barça después de pasar por momentos difíciles durante la última etapa. El de Santpedor también se fue lejos del Barcelona, al Brescia italiano, donde terminó sus días como jugador. Estando en Italia incluso jugó 5 partidos con la A. S. Roma, pero Capello no contó más con él.

En cuanto al banquillo, Pep se ha avanzado a Míchel a la hora de entrenar al club de sus amores, pero es evidente que algún día Míchel también acabará entrenando al Real Madrid, y quizás más pronto que tarde. Florentino ya estuvo a punto de poner a Míchel en el banquillo, pero al final se decidió por “Mou“. Si finalmente la jugada “Mou” no le sale bien, deberá empezar a buscar recambio para la temporada que viene, y este bien podría ser Míchel.

Por lo menos en el Getafe está demostrando maneras, muy al estilo de Guardiola, porque en esto tabién se parecen. Los dos mantienen la calma, exigen trabajo a sus jugadores y dan la cara cuando hace falta.

Mañana se enfrentan estos dos técnicos tan parecidos en el campo y en las formas en el Barça-Getafe. Puede que no tan tarde los veamos en un ambiente más caldeado.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts