Miércoles, 7 diciembre, 2016

Prigioni, solidario con los más pequeños
Prigioni, solidario con los más pequeños

Prigioni, solidario con los más pequeños

El jugador del Real Madrid, Pablo Prigioni,visitó ayer la escuela taller de baloncesto del Hospital Universitario Niño Jesús, en la que participan niños y adolescentes ingresados en este centro sanitario.

El base argentino Pablo Prigioni, que sigue recuperándose de su lesión en la mano derecha,  estuvo acompañado de Alberto Herreros, director técnico de la sección de baloncesto, y de Javier Fernández-Laquetty, Consejero de Sanidad.”El trabajo de la Fundación es bárbaro. Sé que hacen otras actividades en otros hospitales, pero la verdad que ver cómo están las chicas con las que hemos estado y ver que están perfectas, ahí se refleja un poco lo que hacen y lo bien que les hace el deporte y en este caso el baloncesto”, declaró el argentino tras la visita.

La escuela funciona en el hospital Niño Jesús, el Doce de Octubre, La Paz, Ramón y Cajal y Gregorio Marañón, donde se han impartido más de 1.200 clases, a las que han asistido una media de veinte niños por taller y centro hospitalario a la semana.

La actividad deportiva que la Fundación Real Madrid hace en el hospital Niño Jesús se incorporó hace cinco años a la oferta no asistencial para los pacientes ingresados en la sala de hospitalización de psiquiatría, habilitada con diecisiete camas.
Todos los sábados durante hora y media dos entrenadores de la Fundación se desplazan hasta el hospital Niño Jesús para jugar al baloncesto con los pacientes ingresados a los que, previa evaluación sanitaria, se ha autorizado a participar en la actividad que tiene lugar en un jardín al que se accede directamente desde las habitaciones.Durante los talleres, los entrenadores realizan observaciones generales que permiten completar la información sobre su estado de ánimo y conducta, además de promover el respeto a las normas del juego y al resto de compañeros.El taller ofrece a los pacientes la posibilidad de salir de un escenario hospitalario para disfrutar de un jardín, además de relacionarse con otros niños por medio del juego.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts