Lunes, 5 diciembre, 2016

Histórico inicio en campo contrario (0-2)
Histórico inicio en campo contrario (0-2)

Histórico inicio en campo contrario (0-2)

Es lo que tiene jugar con Messi en tu equipo. Sólo hay que controlar el partido, defender con orden y tener la pelota. El resto ya lo hará él. Es tan bueno que es capaz de decidir como, donde y cuando quiere. Incluso jugando lejos del área, como ha sucedido en La Romareda.

El Zaragoza ha demostrado que no es colista por casualidad. Apenas inquietó a un Barcelona poderoso que jugó con sólo tres defensas, mientras Alves se incorporaba a una línea de cinco centrocampistas con Keita, Iniesta, Busquets y Messi, que se movía por todo el campo.

El Barça tocaba con fluidez, tenía la pelota y el Zaragoza apenas podía seguirla con la vista sin apenas posibilidades de alcanzarla. De hecho, hubo fases, por ejemplo en el minuto 5 de la segunda mitad, en las que el Barça tuvo el 98% de posesión, dejando el 2% para el Zaragoza.

El gol de Messi en el minuto 42 dejó el partido visto para sentencia. Pero había que cerrarlo, una asignatura pendiente de este equipo. Esta vez fue de nuevo Messi quien dejó el choque visto para sentencia en el minuto 66. Una tonta expulsión de Poncio en los primeros instantes del partido, por un golpe absurdo en la oreja a Alves, dejó las cosas claras y convenció al Zaragoza de su inferioridad y de que nada podía hacer ante un equipo tan superior.

Valdés, que reaparecía, tuvo poco trabajo, pero lo resolvió bien. Lo cierto es que el Zaragoza incordió muy poco, la defensa de tres improvisada por Guardiola salió bien, el centro del campo se comió al rival y sólo falló el Barcelona delante. Es vital recuperar a Villa. Messi puede seguir marcando a su aire, pero el equipo necesita los goles de Villa… y los de Pedro y Bojan. Los goles de Messi son fantásticos, pero no es buena la dependencia hacia un sólo jugador.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts