Sábado, 3 diciembre, 2016

Xavi se plantea dejar la selección
Xavi se plantea dejar la selección

Xavi se plantea dejar la selección

Pep Guardiola ha recogido el mensaje del doctor Cugat: “Xavi no está para jugar tres partidos seguidos”, y le obedece a pies juntillas. Xavi no jugará mañana en Zaragoza y también será baja para el partido de Copa en Ceuta.

Pero si el Barcelona entra en razones y acepta que no puede exprimir al jugador, también es necesario que la selección comprenda su situación y no le sobrecargue con partidos. Xavi está jugando al límite, con dolores, y exponiendo el futuro de su carrera deportiva. Se encuentra en la misma situación, por ejemplo, que Pau Gasol, que ha decidido renunciar a la selección española para poder descansar en verano y alargar así su carrera deportiva. O de Rafa Nadal, que tiene que ser selectivo con sus apariciones en el equipo de Copa Davis pensando en su salud.

El cuadro médico de Xavi es lo suficientemente delicado como para que todas las partes se lo tomen en serio. De hecho, su rostro durante los partidos ya delata el dolor que sufre. Hace meses que no vemos a un Xavi relajado en los partidos, aunque su indiscutible calidad futbolística haya conseguido dejar este aspecto en un segundo plano. El propio futbolista ha reconocido en alguna ocasión que “he jugado con miedo a que se me rompiera el tendón de Aquiles“. Por eso, cuando faltó a la última cita de la selección, dijo: “era el momento de parar“. De no haberlo hecho, existen muchas posibilidades de que hubiera puesto en juego el resto de la temporada.

He sufrido bastante y he jugado con un dolor bastante grande. Los médicos lo sabían, yo lo sabía, pero bueno, eran partidos importantes y yo quería estar. Siempre quiero jugar, pero al final el dolor era insoportable“. Eso lo decía el 9 de octubre tras el partido de Kazán y antes del parón de las selecciones. “Me vendrá bien este paréntesis de 20 días y vamos a ver si supero esta tendinitis y ese dolor tan grande que tengo

Por su parte, su padre, Quim, se mostró claro ante la prensa: “Xavi está sufriendo mucho. Tiene los tendones muy afectados y si ha jugado muchas veces ha sido por su amor a este deporte. Los meses de agosto y septiembre han sido muy duros para él. Está al límite de sus fuerzas y es necesario que descanse. Ha faltado poco para que no se rompieran sus dos tendones y dijera adiós a la temporada”.

Y el propio Vicente del Bosque admitía que “Xavi me llamó tras el partido de Kazán y me dijo que estaba hecho una mierda, que a los 20 minutos le querían sustituir. Así que lo mejor era parar. Luego se especuló con su ausencia pero es un jugador que ha demostrado su identificación con la selección española”. Desde el club se está haciendo todo lo posible por recuperarle, incluso recurriendo al método de la transfusión de su propia sangre, recurso que en ciclismo podría estar penado por doping.

Xavi pone cuanto puede de su parte para recuperarse y volver a ser el de siempre, ese futbolista que ha maravillado al mundo con su juego exquisito. Sin embargo, la tendinitis le hace la vida imposible y necesita dosificación. El Barça ya está en ello. Y Vicente Del Bosque debe empezar a valorar que tener a Xavi en la selección es un lujo que empieza a ser imposible. Xavi quiere seguir y prolongar este momento dulce de juego que vive con el Barça y la selección, pero no le va a quedar más remedio que apostar por alargar su carrera a cambio de reducir su presencia en los partidos en los que se le reclama. A la espera de acontecimientos, Xavi se plantea seriamente tomarse de momento un descanso en la selección, mientras acepta que sus apariciones en el Barcelona se verán considerablemente reducidas.Más adelante la decisión podría ser más drástica.

 

 

 

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts