Miércoles, 7 diciembre, 2016

La caverna mediática está rabiosa
La caverna mediática está rabiosa

La caverna mediática está rabiosa

Que a la caverna catalana no le llega la camisa al cuello ante el Madrid de Mou, es una realidad palmaria, sólo hay que ver como intentan gestar campañas de descrédito contra Cristiano Ronaldo, sobre la ansiedad y egoísmo del portugués, la fractura social, etc, etc. Todo ello mentiras creadas con el intento de desestabilizar al Madrid, imparable en el terreno de juego, y de inventar un enemigo externo para tapar su mal inicio de temporada y cuitas de directivas.
No hay que ir muy lejos para ver un claro ejemplo, sólo hace falta leer los artículos de Víctor Lozano, prohombre de la caverna catalana y uno de los máximos exponentes del Ministerio de Propaganda Nacionalculé, que pueden ver en esta página.
Mi pregunta es ¿cómo se puede criticar a la Sexta de parcialidad, y poner como ejemplo de la misma a TV3?. ¿Existe cadena en el mundo, que se encuentre más al servicio de un club de fútbol que TV3 con el Barça? Evidentemente no. Claro que al amigo Víctor ya le parece bien que sea así, mientras que los madridistas catalanes, cuando no nos queda más remedio que ver a nuestro equipo por esta cadena, cerramos el volumen, lo escuchamos por la radio y nos perdemos los comentarios tan parciales de Bernat Soler y Jordi Grau que nos comenta el amigo.
La caverna catalana, que critica a la mesetaria de falta de pluralidad, nos da clases en sus tertulias deportivas, en las que intervienen cinco culés y un madridista, y éste está allí  porque no pueden obviar que somos un millón en Cataluña, y la audiencia es la audiencia. Pero ese madridista en Cataluña queda relegado al papel del muñeco del pim pam pum y a aquello tan católico de “ponga un pobre a su mesa por Navidad”.
Pero, como Dios aprieta pero no ahoga, lo mejor es ver en estos momentos cómo sufre la caverna catalana ante nuestro Madrid invicto en Liga y Champions, con CR7 de pichichi y máximo asistente, lo feliz que estamos los madridistas, la buena sintonía de Mou con el equipo, etc. En tiempos como estos, ser madridista en Cataluña es un placer sensual y especial, ni Santa Teresa en sus episodios místicos disfrutaba de tanto placer; y es que ver como los miembros de la caverna catalana intentan justificar que el Madrid vea al Barça desde el retrovisor, y dentro de poco necesitaremos un telescopio para verlos, es algo que no tiene precio.
Estemos preparados a más intentos de la caverna, para desestabilizar a nuestro glorioso equipo, pero todo ello con la tranquilidad de saber que no podrán con el Real Madrid imperial de Florentino y Mourinho.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts