Sábado, 10 diciembre, 2016

El  fichaje de Rooney, motivo de conflicto interno
El  fichaje de Rooney, motivo de conflicto interno

El fichaje de Rooney, motivo de conflicto interno

Pese a que a Jose Mourinho se le prometió tener el control absoluto de en el Real Madrid, la realidad es que el técnico portugués se está acostumbrando a tener que ‘bajarse los pantalones’ delante de sus superiores. Primero fue  con los fichajes de este verano ( la directiva se negó a fichar a Maicon y Kolarov por su precio), posteriormente  con la polémica del Príncipe de Asturias en la que pasó de no dejar a los jugadores ir a recoger el premio a dar permiso a Casillas para ir a recibir el premio, y ahora se repite la historia con la ‘Operación Rooney’.

Mourinho ya ha declarado públicamente que le encantaría contar con el joven delantero inglés, uno de los mejores futbolistas del mundo. Desde el inicio de temporada ‘Mou’ ya avisó que necesitaba un tercer delantero, más aun viendo el pobre rendimiento ofrecido por Karim Benzema hasta la fecha. Después de que Alex Ferguson hiciese público el deseo de Rooney de Marcharse del Manchester United, Mourinho ya sueña con poder contar con el jugador este mismo invierno.  Sin embargo, la directiva blanca ya le ha comunicado que el Madrid no irá a por Rooney. El presidente blanco, Florentino Pérez, dijo en su día estar fascinado con el ariete inglés, pero tal y como Madrid-Barcelona.com ha podido saber, la mayoría de miembros de la junta directa no avala el fichaje del jugador. ¿El motivo? La vida privada del jugador. Ya son muchos los que creen desde dentro del club que sus escarceos amorosos que el jugador ha protagonizado no harían otra cosa que dañar la imagen del club. A ello se le debe añadir que el inglés es un habitual de las noches en Manchester y temen que en Madrid, una ciudad con mucha más vida nocturna, su conducta empeore. Tras los casos de Sneijder en Madrid o de Ronaldinho en el Barça, desde la directiva del Real Madrid se quiere evitar  tener que inventarse días de trabajos en el gimnasio para justificar las resacas.

Mourinho no está para nada de acuerdo con la decisión tomada por las altas esferas del club. El portugués sabe que puede reconducir la vida del jugador y no está dispuesto a que se vuelva a desacreditar su poder total en el club blanco. Una guerra civil puede estallar en el seno madridista y ya sabemos cómo Mourinho las gasta…

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts