Viernes, 2 diciembre, 2016

El Madrid se frota las manos con el terremoto del Camp Nou
El Madrid se frota las manos con el terremoto del Camp Nou

El Madrid se frota las manos con el terremoto del Camp Nou

Yo no digo que Laporta se haya llevado dinero del Barça. Eso es cosa de los jueces. Pero sí se han producido comportamientos extraños con un coste económico que había que denunciar. Y Rosell lo ha hecho. Aquí todo el mundo promete ventanas abiertas, alfombras levantadas y aire fresco y renovado. Pero nadie cumple. Hemos de felicitarnos porque haya salido alguien con la valentía suficiente como para llamar a las cosas por su nombre, aún a sabiendas del coste que le puede suponer a su imagen.

Rosell ha creado un precedente que a partir de ahora debe ser seguido por todos los demás. El que la haga, que la pague. Esto tenía que haber llegado mucho antes, pero nunca es tarde si la dicha es buena. Sin ir más lejos, Laporta prometió levantar las alfombras cuando iba de candidato aspirante a presidente. No lo hizo y ahora la gestión de Gaspart supone un borrón sin justificantes en la historia del FC Barcelona.

Aquí en Madrid ya vivimos algo parecido con las fricciones que se produjeron entre Calderón y Florentino, aunque el caso no pasó a mayores. Lo que ocurrió en Madrid se traspasa ahora a Barcelona. ¿Y qué ocurrió? Pues que el club se vio sumido en una crisis de la que a día de hoy no está recuperado del todo. Esa lucha de egos que ahora se está produciendo en Barcelona perjudicará al club a la larga, porque una de las claves de los éxitos deportivos de Laporta hay que buscarla en la estabilidad institucional en la que vivió a lo largo de su mandato. Ahora Laporta anuncia que va a la guerra y deja entrever que el Elefant Blau va a reaparecer. Una buena noticia para el madridismo. Está claro que a partir de ahora el Barça se va a meter goles en propia puerta mientras Mourinho coge carrerilla y acaba de encajar las piezas de su puzzle.

Es normal que el madridismo se frote las manos. Los enfrentamientos de color blanco dieron alas al Barça para ganarlo todo. Ahora se trata de aprovechar la coyuntura y cambiar el rumbo de la historia para pintarlo de blanco.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts