Martes, 6 diciembre, 2016

El Barça le baja los humos al líder
El Barça le baja los humos al líder

El Barça le baja los humos al líder

No se encontraron sobre el nuevo césped los hombres de Guardiola durante la primera mitad. Lentos en la circulación de balón y sin ideas para encontrar huecos en un Valencia ordenado, los barcelonistas no acababan de cogerle el ritmo al partido. Y marcó Pablo Hernández. Y Valdés evitó de manera milagrosa lo que iba a ser el 0-2. Y llegó el descanso.

Algo debió pasar ahí. Seguramente Guardiola llamó al orden a sus futbolistas. Quizá hizo falta un golpe sobre la mesa. Quizá… Lo cierto es que el Barça de la segunda parte fue otro. Desde el primer instante de la segunda parte. Recuperó la posesión de balón perdida en la primera mitad, volvieron las paredes y el juego de toque y con ello el equipo se acercó con más peligro a la portería de César. Tanto, que a los dos minutos Iniesta, en una jugada de tiralíneas, lograba la igualada. Era el preámbulo de lo que iba a venir. El Barça dominaba a placer y el Valencia corría detrás de la pelota. Y llegó el gol de Puyol a través de un certero cabezazo. Un puyolazo. Puyi logró que el Camp Nou coreara el nombre de su héroe. El Camp Nou esperaba confiado el final del partido porque faltaba un gol, el de Messi, que ayer interpretó el papel de actor secundario, pero que apareció al final para marcar su golito, aunque esta vez el arbitro lo anuló. El argentino no estuvo a su mejor nivel. Sólo realizó cuatro jugadas de maestro. Poco para él, un “gran maestro” acostumbrado a ofrecer magia no apta para el resto de los mortales.

2-1. Le vimos al Barça las dos caras. La del Hércules y Mallorca y la de la Champions League. El rival era de entidad y la respuesta, más que correcta. Sólo un pero: Villa. No acaba de cogerle la onda al Barça. Juega como si estuviera en el Valencia, y el Barça es otra cosa. No le acaba de coger el truco a un estilo de juego, que es el de la selección. Le cuesta adaptarse al ADN del Barça y esa es la gran asignatura pendiente que debe aprobar Guardiola cuanto antes. Porque la competición no da tiempo para más.

Lo positivo de la segunda parte neutralizó todo lo que de negativo se vio en la primera parte. El Barça va cogiendo el tono poco a poco y, sin estar bien, está arriba. ¿Qué pasará cuando vuelve a ser el Barça de siempre? De momento va tirando con goles de la cantera.

 

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts