Viernes, 9 diciembre, 2016

Laporta pierde el apoyo de sus propios directivos
Laporta pierde el apoyo de sus propios directivos

Laporta pierde el apoyo de sus propios directivos

El actual líder de Solidaritat Catalana tiene previsto ofrecer una rueda de prensa esta tarde en el hotel Majestic flanqueado por sus fieles Xavier Sala i Martín, ex tesorero, y Joan Oliver, ex director general del FC Barcelona.

De hecho fueron estos tres hombres quienes dirigieron los destinos del club en el último tramo del mandato de Joan Laporta. Quizá por eso una buena parte de los anteriores directivos no parece dispuesta a apechugar con responsabilidades contables que deben ser apuntadas al debe del trío. De hecho, muchos de ellos no llegaron a presentar una sola nota de gastos durante su estancia del club. Ahora se encuentran ante una posibilidad, muy factible, de que la asamblea les exija responsabilidades y la justicia les obligue a avalar con su patrimonio el desfase contable que se ha producido en el club al final del mandato de Laporta.

Se han organizado muchas reuniones entre los ex directivos con la idea de pactar una acción conjunta que salvaguarde sus intereses, pero no existe una coincidencia de criterios. Alguno de los directivos llamados a la unificación de la estratgegia defensiva, como Ferran Soriano, se han negado a participar por entender que lo que haya podido hacer Laporta y sus afines en los últimos meses de su mandato no puede ser achacado a su gestión.

A la rueda de prensa de esta tarde acudirán los directivos más afines a Laporta: Godall, Perrín y Yuste entre ellos, pero también se producirán ausencias que a buen seguro serán significativas. Ha trascendido que la idea de Laporta y su grupo es la de impugnar la asamblea por entender que se somete a votación un estado de las cuentas que no es el suyo.

Lo cierto es que en el balance presentado por Laporta en su despedida, y auditado por Deloitte, existían ocho salvedades referidas, entre otros temas, al litigio con Sogecable, la venta de una parcela en Sant Joan Despí,  la prima de Mediapro, el valor de los terrenos comprados en Viladecans, el traspaso de Henry o el caso Baena.

De fuentes próximas a la directiva, madrid-barcelona.com ha podido saber que la intención de la actual junta es votar a favor de emprender acciones legales contra los anteriores gestores por las deficiencias de su gestión y el resultado de sus cuentas.

Rosell se ha encontrado el estado financiero del club mucho peor de lo que imaginaba y, de entrada, ha redoblado sus esfuerzos en paralizar el proyecto de urbanización de la zona del Miniestadi, un asunto de costosa realización y que deja un pobre margen de beneficio para el club en un momento de crisis inmobiliaria en el que la edificación de edificios de viviendas no supone ninguna garantía.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts