Miércoles, 7 diciembre, 2016

Sergio Ramos, no
Sergio Ramos, no

Sergio Ramos, no

El problema de Sergio Ramos es que sabiéndose apoyado por una legión de ciudadanos que piensan igual que él –y están en su derecho-, se ha cagado, ha reculado y se ha escondido detrás de una broma en la que nadie cree. Además de torpe, cobarde. Si eso es lo que piensa, que lo mantenga. No está solo y siempre tendrá quien le ofrezca su apoyo incondicional, pero se ha asustado al comprobar el alcance de su torpeza. Supongo que su rectificación desalentará a muchos que le habían vitoreado estérilmente en las últimas horas.

Sergio Ramos le ha hecho un flaco favor a la selección española. Le guste o no, en ese equipo juegan seis señores que, además de ser buenos, hablan catalán y entienden que los medios de Catalunya los prefieren hablando en catalán de la misma manera que a Guardiola se le pide que repita en castellano las ruedas de prensa que ofrece en el idioma de su madre. La selección española siempre ha tenido buenos jugadores, pero nunca había conseguido nada porque le faltaba cohesión. Y ahora la tiene, entre otras razones porque esos seis catalanes se parten el pecho –Piqué hasta la cara- defendiendo su honor. Que no lo estropee ahora Sergio Ramos. Era todo demasiado bonito. ¿Tendremos que volver a las rivalidades internas porque alguien que va justo de entendederas se empeña en dividir lo que está unido?

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts