Domingo, 11 diciembre, 2016

El buen juego llegará
El buen juego llegará

El buen juego llegará

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-language:EN-US;}

Sí, el equipo ha mejorado considerablemente en defensa. Los rivales sudan tinta para llegar al área de un Iker Casillas que se aburre como no recuerda bajo los palos. Que el guardameta pase ahora desapercibido es una de las mejores noticias posibles para el madridismo.

Sin embargo, los problemas del equipo residen de centro de campo hacia delante. La pareja Xabi Alonso-Khedira no forma un tándem como se esperaba. Se anulan mutuamente y el alemán no ha demostrado ser ese centrocampista total del que se hablaba a su llegada. Al donostiarra  le hace falta un complemento mejor en la medular para crear juego. El problema en el centro del campo no hace nada más que agravar la alarmante seguía goleadora que viven los delanteros blancos. Higuaín y CR7 viven malos momentos de cara el gol y si gozan de menos oportunidades para marcar que en la temporada pasada, el equipo muestra los horribles registros goleadores que tiene ahora mismo.

La clave  de la mejora del equipo reside en los jugadores capaces de conectar el centro del campo con la delantera. Özil y Canales – Mourinho deberá darle muchos más minutos – deben ser la solución a la ecuación blanca del buen juego. Son jóvenes, rápidos y, sobretodo, tienen esa magia necesaria para mover al equipo, de dar el último pase. Mourinho aun no los ha alineado juntos, pero el cántabro y el alemán juntos en el terreno de juego pueden formar un dueto en la mediapunta de escándalo.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts