Domingo, 4 diciembre, 2016

Algo falla en el centro del campo
Algo falla en el centro del campo

Algo falla en el centro del campo

Inicio de temporada sin goles encajados y con muy pocos anotados. Más allá de que al Real Madrid le falte gol – CR7 e Higuaín pasa por una mala racha – los problemas del equipo son mucho más endémicos.

Sabemos que los delanteros tienen buenas y malas rachas, pero ha coincidido que los dos máximos goleadores del conjunto blanco en la pasada temporada  pasan por un momento de ansiedad anotadora que en un momento u otro se acabará. Lo que sí que vemos esta temporada es que las ocasiones de gol escasean. Hay mucha posesión de pelota y mucho control del partido, pero el equipo vive en un atasco permanente que el equipo no sabe romper. Ante el Auxerre, se pudo ver como Xabi Alonso era el único capaz de abrir el partido por bandas, de realizar pases en profundidad y de dirigir al equipo para que se el esférico llegase al área rival con peligro. A su lado, Lass Diarra sorprendió siendo titular y disputando una buena primera parte  corriendo y sin dudar en lanzar a portería desde fuera del área. El que pasó completamente desapercibido fue el otro centrocampista del equipo: Sami Khedira.

El alemán de origen tunecino llegó al Madrid tras realizar un gran Mundial y con la vitola de ser un centrocampista total, un coast to coast capaz de ayudar en defensa y ser capaz de lanzar al equipo al ataque. Sin embargo, el bueno de Khedira ha demostrado que el Madrid se le queda grande.  El entendimiento con Xabi Alonso es nulo (se estorban, no se entienden) y la única faceta en la que el tándem funciona es en la ayuda defensiva. Sin embargo, en el ataque el único capaz de lanzar al equipo es Xabi Alonso, siendo Khedira un escudero de fuerza física y de madurez táctica, pero sin carácter ofensivo. La marcha de Guti no ha sido cubierta y no hay ese jugador en el eje del equipo capaz de mover a sus compañeros. La afición ya se cuestiona el porqué del fichaje de Khedira. Lass, Gago e incluso Diarra, podrían ocupar el puesto del alemán sin que afectase al equipo. Se necesita un creador, no un destructor.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts