Jueves, 8 diciembre, 2016

Villa no podrá jugar el Barça-Valencia
Villa no podrá jugar el Barça-Valencia

Villa no podrá jugar el Barça-Valencia

Un amplio sector de los medios de comunicación de la capital han descrito la acción de Villa sobre Gurpegui en San Mamés como “agresión”. Se trata de instaurar un estado de ánimo que lleve al Comité de Competición, cuyo presidente es el madrdista Alfredo Florez, a analizar la jugada desde ese punto de vista y no como juego peligroso.

Según el acta firmada por el colegiado Mateu Lahoz, Villa fue expulsado en San Mamés por “propinar un manotazo en la cara a un contrario sin estar el balón en disputa entre ellos”.

De acuerdo a este texto el Comité debería acogerse al artículo 123, que habla sobre la violencia en el juego sin consecuencias, dentro del capítulo de las infracciones leves. Para este supuesto, el reglamento contempla una sanción de entre uno y tres partidos. Ahora bien, si se admite el término “agresión”, el castigo para David Villa no bajaría de los cuatro partidos.

No juega a favor de Villa el hecho de que la de San Mamés fue la la quinta roja que ve como futbolista profesional. Todos los indicios apuntan a que el Comité adoptará una decisión salomónica, que no contentará a nadie, y aplicará una sanción de dos partidos que impediría a Villa jugar ante el Mallorca y el Valencia, su equipo de procedencia. De cualquier forma, resulta paradójico que un manotazo desesperado contra un rival que le estaba cosiendo a patadas ante la pasividad arbitral pueda recibir el mismo castigo que el que cayó sobre Ujfalusi por poner en peligro la integridad de un rival a través de una entrada temeraria.

La justicia en el fútbol español funciona así. Gurpegui se pasó el partido buscando el intercambio de golpes y al final lo encontró. Villa se lleva el castigo y él queda inmune.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts