Domingo, 4 diciembre, 2016

Método criminal contra el Barça ¿Era esto  el villarato?
Método criminal contra el Barça ¿Era esto  el villarato?

Método criminal contra el Barça ¿Era esto el villarato?

Lo habían escrito en el diario Marca: “Hay que parar a Messi por lo civil o lo criminal”. Pues ya lo tienen. Como por lo civil no saben, pues por lo criminal. Así sacaron a Messi del campo, con una entrada criminal que, además, fue protestada por el propio verdugo y por sus compañeros como si se tratara de otra treta del villarato para favorecer al Barça. Y sí, el Atlético se quedó con diez, como dice Mourinho, gracias a la generosidad arbitral, porque debió acabar el partido con siete jugadores. Pero lo que quedará, para Mourinho, es que el rival del Barça acabó con inferioridad numérica.

Ujfalusi quiso acaparar protagonismo a lo que debió ser la fiesta blaugrana, al repaso majestuoso que recibió el Atlético en su domicilio. No se llevó ocho o diez goles porque Dios y De Gea no quisieron, pero el duelo se quedó en simple exhibición blaugrana. Mucha Europa Liga, mucha Supercopa, pero poco que oponer ante el campeón de Liga, ante el mejor equipo de Europa de los últimos años.

El Kun no es más que una pobre imitación de Messi y ese Forlán, a quien sólo echando mano de las trampas se le puede colocar en la lucha por el Balón de Oro, demostró que no está para muchos premios, aunque sí para jugar en el Atlético, algo que tampoco es tan complicado si el tal Ujfalusi puede ser titular ahí.

Nos habíamos hecho la ilusión de ver al Atlético compartiendo la lucha por la liga con el Barça y el Madrid. Pero no. No está para tanto compromiso. Y habrá que ver si el Madrid está para repetir su trayectoria del año pasado. Se impuso en Anoeta, sí, por el mismo tanteo que el Barça en el Calderón, pero dando pena y de rebote. Nada que ver con lo que exhibió el
Barça en el Calderón. Lo del Barcelona es fútbol. Lo de los demás es un lamentable quiero y no puedo. Bueno, a veces sí pueden. Ujfalusi encontró la manera de poder. Ese es el camino, el único camino que se les ocurre para frenar al Barça. No quiero ni imaginarme lo que hubiera sucedido si donde pone Messi llega a poner Cristiano Ronaldo, “el protegido”. Ujfalusi no se libra del consejo de guerra. Seguro.

¡Villarato, villarato! ¡Qué vergüenza!

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts