Sábado, 10 diciembre, 2016

Iniesta empieza  la vendimia del vino que llevará su nombre
Iniesta empieza  la vendimia del vino que llevará su nombre

Iniesta empieza la vendimia del vino que llevará su nombre

La actividad vinícola de Andrés Iniesta se inició en 2008. Fue entonces cuando empezó a cultivar su viñedo de 2.000 hectáreas situado en las proximidades de Fuentalbilla (Albacete). Su objetivo es conseguir unos vinos de calidad tanto blancos como tintos. Y ha querido participar personalmente del inicio de la vendimia, un momento emotivo y solemne en el negocio vitivinícola, y compartir a la vez su alegría con los numerosísimos amigos que tiene en facebook.. Iniesta tiene a 12 paisanos trabajando sus viñas y ha contratado a varios jornaleros para la recogida de la uva.

 «Espero presentaros muy pronto mi vino», ha explicado Iniesta en su página web: “Gracias al sacrificio de mi familia, y al mío propio, he podido alcanzar las metas que me he propuesto en la vida y, lo que de pequeño eran ilusiones, hoy se han convertido en realidad. Soy una persona conocida, continuo mis estudios pero también sé que el mañana es muy importante. Soy poco amante de la improvisación, meticuloso en mi preparación física, en mi vida profesional, entiendo que el “día después” debe empezar a prepararse ahora, en el presente.

Una preparación que no olvida la tradición, un pasado familiar apegado a mi tierra. La tierra manchega. Un buen número de hectáreas se han ido adecuando de forma progresiva. Las precisas para un objetivo futuro claro: un viñedo formado por cepas nobles, elegantes, bien cuidadas y alineadas, productivas en su justa medida, encaminadas a obtener uno de los mejores productos naturales de nuestra cultura: el vino.

Sano en su justo consumo, el vino está destinado a marcar una de las mayores motivaciones para mí. Sentirme apegado a mi tierra a través de mi familia mediante el cultivo de unas viñas.
 
Es el inicio. Cepas jóvenes pero bien preparadas, que en breve empezarán a dar sus frutos. Cuidadas con mimo por mis padres y mi familia, como cuidan de mí. Pretendo que el vino sea un reflejo mío, la exigencia es muy alta pero los mimbres para que así sea serán los mismos: trabajo, apoyo familiar y saber qué se tiene entre manos. El tiempo nos dará la respuesta. De momento, ¡un poco de paciencia para ver el resultado!”

Si el vino de Iniesta resulta como su fútbol, puede estar seguro de que acabará siendo un negocio redondo.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts