Jueves, 8 diciembre, 2016

El trabajo de Guardiola, más psicológico que táctico
El trabajo de Guardiola, más psicológico que táctico

El trabajo de Guardiola, más psicológico que táctico

CUESTA MUCHO MANTENERSE. Todo cuesta mucho. La frase es de Guardiola y responde a su particular visión de la filosofía del esfuerzo. Sin trabajo y entrega no hay recompensa. Para triunfar en cualquier orden de la vida es imprescindible meter los cinco sentidos y dejarse la piel. Y en el deporte, mucho más. O rindes al 120% o no tienes ninguna posibilidad de subir al podium. No se puede vivir de rentas. Lo que ganaste ayer hoy no vale para nada. Que se lo pregunten a nuestra selección de baloncesto, fueron a Turquía como campeones del mundo y han regresado sextos. Lo mismo vale para Fernando Alonso, le cuesta Dios y ayuda ganar carreras aunque compita con Ferrari y sea el mejor piloto. Y no digamos de Rafa Nadal, su ambición de triunfo no tiene límite y corre pareja con su espíritu de sacrificio, pero cuando no estaba bien por culpa de las lesiones llegó a bajar al tercer puesto del ranking. Cuesta mucho mantenerse arriba, ganar siempre, no bajar la intensidad. El Barça lo vivió en sus propias carnes frente al Hércules. Un recién ascendido se le subió a las barbas y le complicó la vida. Los rivales ya tienen otro vídeo del que aprender.

EL VIRUS DEL CONFORMISMO MATA. El trabajo de Guardiola este año en el Barça será mas psicológico que táctico. No hay que enseñarles a jugar pero es necesario mantener su motivación al máximo nivel. A Messi no hay que decirle ni cómo ni dónde debe jugar, hay que ayudarle a que no se relaje, no pierda la ambición y no se vuelva conformista. Este es el gran reto de Pep. Conseguir que no pierdan el hambre de victoria, la ilusión de conquistar títulos, el deseo de hacer historia. Aún reconociendo que repetir las 6 Copas es casi imposible, hay que intentarlo. El peligro del éxito es que el día que los jugadores encajen las derrotas con naturalidad están perdidos. Así se explica que a la primera de cambio Pep les haya dado un bocinazo. El mejor que nadie sabe lo peligroso que es que el pasotismo se instale en el vestuario. El virus de auto complacencia y del no pasa nada, mata. Hay que apelar al orgullo, buscar una reacción inmediata, el debut en Champions esta noche es una ocasión formidable.

LA MEDICINA MAGICA. El tropiezo ante el Hércules quedará en una anécdota positiva si hoy se gana a los griegos y el domingo se vuelve con los tres puntos del campo del líder. Es así de fácil. Ganando no hay problemas, es la medicina mágica. No tengan ninguna duda que hoy saldrán con las pilas puestas y que en el Manzanares Guardiola pondrá el once más potente. De la decepción a la ilusión muchas veces sólo hay un gol de diferencia. El Barça tiene que demostrar que cuando quiere, puede.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts