2010-09-07 08:09 FC Barcelona Por: Administrador

Monumental espectáculo



Argentina y España disputan esta noche la final del Mundial que no fue. Imposible con Maradona y un Messi desconectado. Ahora, Argentina se mira en el espejo de la selección de Del Bosque, que es lo propio de un fútbol talentoso amante del toque y la pillería.

El fútbol español siempre admiró y rebuscó en el álbum de cromos argentino, pero hoy son ellos los que se sienten muy cercanos a la propuesta de la roja. La filosofía de Guardiola también ha cruzado el charco. Messi, Milito (tres años ausente) y Mascherano contra medio Barça, es decir, contra Xavi, Iniesta, Villa, Busquets, Pedro y compañía, uno de los mejores espectáculos que puede deparar un rectángulo de juego.



En el Monumental de River está en juego el cambio de orientación que propone Batista. En primer lugar, un inequívoco traspaso de galones para Leo para que por fin la hinchada pueda ver, o por lo menos intuir, al Messi que deleita en el Barça.

Es paradójico que Argentina no haya sabido aún disfrutar del mejor jugador del mundo; también habrá un aire de revancha por parte de la albiceleste que querrá resarcirse de su convulsa y errática época con el Pelusa. Es de esperar que la recuperarción de la autoestima y el favor de la afición frente a la campeona del mundo no sea a costa de plantear un partido subterráneo de rompe y rasga. Para Argentina no es un amistoso. Las entradas están agotadas desde hace días y al combinado de Del Bosque le cuesta mucho poner el freno de mano. Toda la cortesía de los preliminares se acaba en el piso. El sábado hay Liga, ojo



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información